Escuchar este artículo

Teatro Atalaya, a la espera de ayuda estatal

Lunes, 19 de Septiembre de 2016
Su funcionamiento depende de la inversión nacional, dijo el Secretario de Cultura de Cúcuta.

El Teatro Atalaya no levantará su telón este año.

Solo una inversión nacional le permitiría volver a funcionar a esta emblemática y olvidada estructura de la ciudadela Juan Atalaya, indicó José del Carmen Ortiz, secretario de Cultura Municipal.

Ortiz dijo que el proyecto que pretende rehabilitar el teatro ya fue  enviado a Planeación Nacional, por lo que se requiere el compromiso de los  parlamentarios locales para poder dar luz verde a esta iniciativa.

Nosotros no tenemos los recursos necesarios para habilitar el teatro. Presentamos a nivel nacional un proyecto bastantes ambicioso que consiste en la creación del Centro Cultural de Atalaya, el cual necesita una inversión de 12 mil millones de pesos”, explicó Ortiz.

El secretario agregó que el proyecto incluye la readecuación de la sala de teatro, la cual tendría una   capacidad de 500 personas; además, el reacomodamiento de unos salones de formación artística en la segunda planta del teatro, y una media torta en la parte exterior para espectáculos al aire libre.

“Nosotros no vamos a invertir en una estructura que posteriormente se tumbaría de aprobarse el proyecto presentado a Planeación Nacional”, aseguró Ortiz, y alegó que la actual administración no iba a incurrir en el mismo error de la administración pasada, que invirtió  80 millones de pesos en unas adecuaciones que no son útiles para darle apertura al teatro.

La administración pasada hizo la inversión pensando en entregarle el teatro al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), y no pensó en el funcionamiento del teatro, por eso sus arreglos de nada sirven”, explicó el secretario.

Por ahora, el abandonado teatro seguirá a puerta cerrada, llenándose nuevamente de gatos, basuras e indigentes, como lo han denunciado los vecinos de Cúcuta 75 y sectores aledaños.

Ortiz no descartó que el año entrante la Alcaldía destine un rubro de recursos propios para darle un primer empujón al proyecto, por lo que  la entrega de este espacio a fundaciones u organizaciones artísticas que no tendrían los recursos para poner el teatro en funcionamiento, fue rechazada.

La Opinión