Escuchar este artículo

‘Terracota y Pastel’ un exposición artística encaminada al autoconocimiento

Miércoles, 25 de Agosto de 2021
El abogado y escultor cucuteño, ha practicado teatro y esculturas en diversos materiales por más de 20 años. Ha construido algunos monumentos en la ciudad.

Gerard, un abogado cucuteño que consumo su tiempo libre durante más de 20 años en el aprendizaje de esculturas por medio de diferentes técnicas y materiales, expone hasta el 30 de agosto en la casa cultura de Barichara, Santander ‘Terracota y Pastel’ que consta de 32 piezas artísticas construidas en un año y medio.

Su búsqueda impasible hacia la profundidad del ser humano y la plenitud de una persona, lo han llevado a viajar por distintos lugares del país, hasta aterrizar en su hogar actual Barichara, donde están presentadas sus obras.

“Hace 1 año y 10 meses llegué a este mágico lugar, la ciudad es muy culta, es considerada un refugio de artistas que, como yo, viven creando técnicas y corrientes históricas, artísticas y escultóricas de todo tipo”, afirmó Ramón.

Su exposición se divide en 9 máscaras de terracota, 3 esculturas, 3 estructuras colgantes, además de un juego de 7 ocarinas (instrumento ancestral de muchas comunidades indígenas del país) que, acorde a Gerard, tienen una melodía distinta también construidas a partir de terracota.

Image
Construyó 7 ocarinas con terracota que tienen una melodía diferente entre sí.

Construyó ocarinas con terracota que tienen una melodía diferente entre sí.

Una inspiración repleta de enigmas

Ensimismado junto al murmullo de la montaña donde vive, todos los días el artista medita y busca estar en comunión consigo mismo para divagar sobre la esencia que rodea la individualidad de una persona al cerrar los ojos, y el minimalismo de ser una pequeña parte del planeta.

“Esta exposición en particular, fue una búsqueda interior conmigo mismo en la dimensión emocional, cómo se divaga desde la meditación hasta la furia en un segundo. La emoción como afectación directa de la realidad exterior a nuestra construcción interna”, reflexionó el artista.

Es por eso que varias de sus obras, expresan el sentir del artista en una emoción particular, máscaras con trazos agresivos o con trazos finos, casi imperceptibles dependiendo de la representación que buscaba el maestro para cada emoción.

“Encontrar el filtro para saber cuándo dejarse afectar por una emoción es en lo que consistió mi trabajo, recordaba una emoción, encontraba un concepto y plasmaba en una explosión del sentir para mantenerlo fuera de mí, en una máscara, una realidad exterior”, explicó Ramón.

Image
La finalidad de la exposición fue una búsqueda de emociones basados en situaciones de la realidad externa.

La finalidad de la exposición fue la búsqueda de emociones basadas en situaciones de realidad externa.

Prácticas saludables

Su rutina diaria debe contar por derecho, con un método de meditación y yoga para entenderse cada día un poco más. “Cuando cierras los ojos, entras a un sitio donde nadie puede entrar, eres tú, y nada más, ni siquiera tus ojos. Allí comprendes que la plenitud del ser humano es en comprender cómo soy cuando estoy conmigo, y lo que pase allí no podrá ser afectado por nada en el exterior”, manifestó Ramón.

Recomienda la práctica de este ejercicio espiritual, más allá de su profesión como artista, a todas las personas que puedan, pues según el maestro, todos tenemos dentro una universalidad de interpretaciones inmensa, y al mismo tiempo un sentido diminuto de nuestro espacio en el universo, que es necesario equilibrar.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La exposición estará disponible en Barichara, Santander hasta el 30 de agosto.
Image
Miguel Landazabal
Miguel Landazábal