Escuchar este artículo

Cúcuta Niza pagará más de $7 millones por racismo

Miércoles, 15 de Marzo de 2017
Es un hecho sin precedentes que ni siquiera en el fútbol profesional colombiano se ha dado.

Cuando el equipo de Cúcuta Niza Fútsal empezaba a sonreír en la Liga Argos I-2017, luego de su buena presentación el fin de semana pasado, en Cali al derrotar (3-5) a Deportivo Cóndor, recibió un palmo de narices por parte de la comisión disciplinaria del torneo.

El quinteto fronterizo fue sancionado con dos multas por valor de $9.171.462, el cual deja al club comprometido para continuar en el campeonato.

La primera, por retraso en el inicio del partido el pasado 3 de marzo ante Lyon de Cali, y la segunda de $7.327.170, por discriminación racial hacia los jugadores de Lyon, de acuerdo al informe presentado por los árbitros en el mismo compromiso, disputado en el coliseo de  la Universidad Francisco de Paula Santander, sede de los rojinegros.

Es un hecho sin precedentes que ni siquiera en el fútbol profesional colombiano se ha dado.

La situación  pone contra la pared a Cúcuta Niza que por este acto,  el viernes debe jugar a puerta cerrada y sin público ante Leones de Nariño a las 8:00 de la noche, por la cuarta fecha del campeonato.

Es la primera vez que Cúcuta recibe una sanción demasiado drástica en la parte económica. El año pasado había sido amonestado por el mal comportamiento  de la barra acompañante. Martha Ortiz, delegada del elenco nortesantandereano, aparte de expresar su estupefacción por la medida, indicó que no saben cómo van pagar, debido a que el equipo no tiene entradas, ni patrocinio, y consideró que a la comisión disciplinaria se le fue la mano, y que nada de lo que presentó el árbitro es cierto. El informe de éste dice que “se tuvo que detener el partido por gritos de tipo racista contra el equipo visitante”, cuando en verdad eso nunca sucedió.

El compromiso se detuvo debido a que se desconfiguró el  marcador electrónico, mas no por improperios racistas a los jugadores de Lyon, como lo de termina el informe. Sin embargo, el código disciplinario del torneo, en su artículo 92,  dice que “el que mediante actos o palabras humille, discrimine o ultraje a una persona o a un grupo de personas en razón de su raza, color de piel, idioma, credo u origen de forma que atente contra la dignidad humana será suspendido de cinco (5) a diez (10) fechas”.

Al respecto, Martha Ortiz opinó que “sorprendidos por el informe presentado por los árbitros de Santander y por la exabrupta sanción que no tiene sentido. No esperábamos que pasaran informe por disturbios cuando nunca los hubo”. No obstante, 48 horas después de jugado el partido los representantes de Cúcuta Niza presentaron los descargos respectivos y están a la espera de una respuesta de la reducción de la multa.

“Esta sanción es dura para nosotros, porque apenas contamos con recursos propios, que buscamos día a día para que el equipo siga participando en el torneo. Nos están cobrando multas como si fuera equipo profesional, y estamos es en una liga invitacional”, precisó la delegada.

Ortiz recalcó que “esperamos con el favor de Dios el recurso de reposición que pusimos salga a favor y poder seguir vigentes por el departamento en la Liga Argos”, afirmó.

Image
Omar Romero - Periodista de Deportes
Omar Romero Güiza