Escuchar este artículo

El BMC se impuso en un duelo de gigantes

Miércoles, 7 de Marzo de 2018
El BMC superó por 4 segundos al Mitchelton-Scott australiano, y por 9 segundos al Sky de Chris Froome.

Al igual que el año pasado, el italiano Damiano Caruso se enfundó ayer el primer maillot azul de la Tirreno-Adriático, después de que la formación BMC se impusiese en la contrarreloj por equipos, de 21,5 kilómetros, en Lido Di Camaiore.

Este es el tercer año consecutivo en que el equipo estadounidense BMC gana la contrarreloj por equipos inaugural de la ‘Carrera de los dos mares”. 

El BMC superó por 4 segundos al Mitchelton-Scott australiano, y por 9 segundos al Sky de Chris Froome.

La victoria de etapa es una consolación para un equipo que se presentó en las carreteras de la Tirreno-Adriático sin su líder Richie Porte, llamado a ser uno de los aspirantes al triunfo, pero que tuvo que renunciar a la carrera hace menos de una semana por una infección respiratoria.

“Sin Richie es un poco más duro para nosotros. Vamos a tomar la carrera día a día y hoy estamos muy contentos”, reconoció Caruso tras cruzar la línea de meta.

“Somos ‘outsiders’. Greg (Van Avermaet) puede luchar por las etapas y la general también es posible”, añadió el italiano del BMC, que también cuenta con el australiano Rohan Dennis, segundo el año pasado en esta prueba.

La sorpresa del día fue el Michelton de Adam Yates, con el segundo mejor tiempo al término de 21 kilómetros completamente llanos, superando al todopoderoso Sky, aunque el resultado puede considerarse positivo para las aspiraciones de su líder Chris Froome.

Entre los otros aspirantes al triunfo final, el holandés Tom Dumoulin entró a 25 segundos con el Sunweb, mientras que los italianos Vincenzo Nibali (Bahrain Merida) y Fabio Aru (UAE Emirates) o el colombiano Rigoberto Urán (Education First) perdieron entre 45 y 50 segundos.

El gran damnificado de la jornada fue el británico Mark Cavendish, que cruzó la meta con la cara entumecida tras una caída, lejos de sus compañeros del Dimension-Data y sobre una bicicleta convencional.

Hoy se disputará la segunda etapa, de 167 kilómetros entre Camaiore y Follonica, con final a priori favorable a los esprinters.

Image
AFP
AFP