Escuchar este artículo

El drama de ocho atletas ucranianos que huyen de la guerra

Sábado, 30 de Abril de 2022
Albania acogió a los jóvenes deportistas.

En Albania, varios jóvenes atletas ucranianos se entrenan para cumplir sus sueños de gloria deportiva internacional a pesar del dolor de haber abandonado su país, invadido por las tropas rusas, y de la angustia que sienten por sus familiares que todavía siguen en suelo ucraniano.


Lea además: El racismo que hay en el fútbol brasileño es alarmante: expertos


Los ocho deportistas, cuatro chicas y cuatro chicos, quieren honrar a su país. “Esta guerra ha cambiado nuestras vidas pero no nuestros sueños”, dijo Mariya Larina, lanzadora de peso de 17 años que ya ha representado a Ucrania en el extranjero. Su reto actual es llegar a las finales del Campeonato Mundial de Atletismo sub-20, que se disputará en agosto en Cali.

Mariya Larina

Con un gran pesar, estos jóvenes, originarios en su mayoría de Bajmut, en la región de Donetsk, sudeste de Ucrania, decidieron abandonar el país, impulsados por la imposibilidad para entrenar en su hogar.

El 27 de marzo, los ocho adolescentes acompañados de dos entrenadores abandonaron Bajmut para dirigirse a Lutsk, en el oeste del país, antes de pasar a Varsovia y desde la capital polaca pudieron volar a Albania. Su viaje fue financiado por el Comité Olímpico Ucraniano y la delegación está hospedada en un hotel de Elbasan, en el sur de Tirana, pagado por el ayuntamiento.

"Es muy difícil entrenar actualmente en Ucrania", dice Mariya que se destacó durante los campeonatos de Europa júnior de atletismo en 2021 en Estonia, y que logró la medalla de plata durante los campeonatos sub-18 de los Balcanes ese mismo año en Serbia.


Conozca: Estas fueron las estrategias que llevaron a la Selección sub-20 femenina al Mundial


Durante una sesión de calentamiento en el estadio de Elbasan, los deportistas corren, saltan y se estiran al ritmo de la música de ‘Dr Dre’, ‘Dua Lipa’ o ‘Dzidzio’, un grupo ucraniano cuyo ritmo les reconforta.

Pegados a las noticias

Incluso en el estadio, Mariya está pegada a las páginas de noticias. Su madre y su abuela se quedaron en casa. "La situación en toda la región de Donetsk es dura. Es peligroso para sus vidas", suspira. Hace algunos días vio que un proyectil se había estrellado cerca de su casa.

"Estaba muy preocupada", añade. Cuando logró hablar con su madre por teléfono, esta le dijo que "tuvo mucho miedo y yo no podía parar de llorar", cuenta la joven.


Le puede interesar: Team Saavedra estará en la Vuelta a Zamora 2022


También muestra su agradecimiento al pequeño país de los Balcanes por su calurosa acogida. Como Mariya, numerosos jóvenes atletas se han refugiado en el extranjero, como en Bulgaria, Turquía o Italia entre otros países. Sin embargo "muchos no pudieron abandonar Ucrania y estamos preocupados por su suerte", señala Pavlo Zadorozhniy, de 60 años, uno de los entrenadores del grupo.

Valentyn Loboda, de 17 años, practica el salto de garrocha. Es la primera vez que sale de Ucrania y todavía sigue en shock. "Mi vida ha cambiado porque hoy estoy en Albania y mi familia en Ucrania. No pensaba que mi primera vez en el extranjero sería así", dice el joven con mirada perdida.  Se entrena con toda su fuerza, pero su cabeza sigue lejos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
AFP
AFP

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda