Escuchar este artículo

La gran carpa busca el sucesor Nico Rosberg

Domingo, 26 de Marzo de 2017
La nueva temporada de la Fórmula Uno trae nuevos cambios en lo técnico y deportivo.

La temporada 2017 de Fórmula Uno, primera de la era americana bajo los auspicios de Liberty Media, inició hoy en Melbourne, Australia, con un gran premio del que se esperaban muchas respuestas tras una serie de cambios.

Sin el último campeón en la pista, tras la retirada del alemán Nico Rosberg, y sobre todo con una nueva reglamentación técnica, no es tan fácil hacer pronósticos.

Además, la temporada 2016, que muchos anunciaban tranquila, como los años precedentes, fue finalmente rica en sorpresas, con el título tras mucho suspenso del alemán Rosberg, delante de su compañero británico de Mercedes, Lewis Hamilton.

Pero las noticias se sucedieron después. Cinco días más tarde, Rosberg, a sus 31 años, anunciaba su jubilación. Prefería dedicarse a su familia.

En enero, el gigante norteamericano de las comunicaciones Liberty Media tomaba oficialmente el control de la F-1, destronando a Bernie Ecclestone, que reinó en la disciplina reina del deporte del motor durante cuarenta años.

Él será otro ausente esta temporada, además de Rosberg y la escudería Manor, última del Mundial 2016, obligada a cesar su actividad al no haber encontrado un comprador.

El año 2017 se anuncia por tanto huérfano de su campeón del mundo, lo que no había ocurrido desde 1993 con la retirada del francés Alain Prost. Eso es bueno a priori para Hamilton, una vez más favorito y motivado por la frustración de no haber podido ganar una cuarta corona el año pasado (tras 2008, 2014 y 2015).
      
¿Vendrá acompañada de suspenso?

“Creo que serán los carros más rápidos que jamás hayamos pilotado”, explicó el alemán Sebastián Vettel (Ferrari), satisfecho con los monoplazas nacidos de la nueva reglamentación técnica.

Lewis Hamilton (Mercedes) también se mostró positivo. 

“Como pilotos queremos conducir los mejores bólidos, e ir siempre lo más rápido”, señaló el tricampeón mundial, que considera que el desafío físico de las carreras en los últimos años ha sido “muy sencillo”.

“Los carros son más rápidos que el año pasado y la posibilidad de explotar esta velocidad en la pista es fantástica. Va en la dirección en la que nuestro deporte debe ir”, añadió.

Durante los ensayos de pretemporada, en el circuito de Barcelona, nueve pilotos firmaron mejores cronos que el mejor tiempo en carrera absoluto en este circuito, establecido por el australiano Mark Webber con un Red Bull en 2010. 

“Los tiempos fueron alucinantes”, reaccionó el francés Romain Grosjean.

“Veremos a lo largo de la temporada si batimos los récords en todos los circuitos, pero pienso que sí”, añadió el piloto de la escudería Haas, mientras que el distribuidor oficial de neumáticos Pirelli anunció tiempos mejorados en cinco segundos por vuelta con respecto al año pasado.
       
¿Duelo Mercedes-Ferrari? 
       
Pero un terremoto en las pistas sería necesario para cuestionar la supremacía de Mercedes, vigente triple campeón mundial de pilotos y constructores.

“Está claro que es el favorito. Todos hacemos el máximo para alcanzarlo, ¿hasta qué punto tendremos éxito? Ya veremos...”, respondió Vettel, la amenaza de Ferrari.

Hamilton opta por devolver la presión a la legendaria escudería. “Los Ferrari han sido los más rápidos por el momento y pienso que son los favoritos, pero veremos”.

El británico desconfía de las novedades técnicas. “Creo que ningún equipo gana tras un cambio de reglamentación técnica. Nuestro objetivo es hacerlo, tengo confianza en nuestra capacidad para lograrlo”, explicó.

A su lado no estará este año su mejor enemigo, el vigente campeón del mundo Nico Rosberg, retirado de los circuitos tras lograr el título. Le reemplazará el finlandés Valtteri Bottas, que llega de Williams.

“Estoy preparado para correr y llevar el carro al nivel en el que debe estar. Siempre me fijo objetivos muy altos”, señaló Bottas.

“Nuestro nivel exacto es un interrogante para nosotros”, señaló el español Fernando Alonso (McLaren-Honda) acerca de los problemas mecánicos sufridos por su monoplaza en los ensayos de pretemporada en Barcelona, de cara al Gran Premio de Australia.

“No hemos podido llevar el carro a sus límites en ninguna vuelta de estos ensayos debido a diferentes problemas”, explicó Alonso, campeón del mundo en 2005 y 2006. “Veremos si podemos tener un buen primer fin de semana”, finalizó Alonso.      

Image
AFP
AFP