Escuchar este artículo

Nadal, rey en Roland Garros

Lunes, 11 de Junio de 2018
Dos horas y 42 minutos duró el partido.
El español Rafa Nadal, número 1 del mundo, conquistó su undécimo título de Roland Garros al derrotar ayer en la final al austríaco Dominic Thiem por 6-4, 6-3, 6-2 en 2 horas y 42 minutos de partido.
 
Nadal, a pesar de sufrir molestias en su mano izquierda durante el tercer set, sumó el  Grand Slam número 17 a su palmarés y se cobró de paso venganza de las dos derrotas sufridas en 2017 y 2018 ante Thiem en tierra batida.
 
A sus 32 años, Nadal está ya a solo tres títulos de Grand Slam para igualar al suizo Roger Federer.
 
Si el joven Thiem, de 24 años, había hecho morder el polvo de ladrillo al mallorquín tanto en el Masters-1000 del Roma de 2017, como en su homólogo de Madrid hace menos de un mes, con la Copa de los Mosqueteros en juego apareció el Nadal implacable y prácticamente imbatible en un torneo en el que acumula 86 victorias y sólo dos derrotas, y en el que ha ganado las 11 finales que ha disputado sin necesidad de recurrir a un quinto set.
 
Un primer juego casi en blanco y un break en el segundo sirvieron a Nadal para marcar el terreno en una Philippe-Chatrier a rebosar, con personalidades como Zinedine Zidane y Pau Gasol testigos directos del éxito del mallorquín.
 
Thiem respondió con otra rotura de servicio en el siguiente y fueron sucediéndose los juegos alternativamente hasta el 5-4 en el que el mallorquín realizó su segundo break para apuntarse el set.
   
En el segundo parcial al tenista de Manacor le bastó con un trabajado break en el segundo juego para encarrilar el partido.
 
Un Thiem con la decepción reflejada en su rostro se vio incapaz de derrotar por primera vez a Nadal en un partido a cinco sets.
 
Ni siquiera unas molestias en su mano izquierda durante el tercer hicieron aflojar el ritmo al español, que cerró el set definitivo aún con más solvencia que los dos anteriores.
 
Nadal, que cierra el torneo con solo un set en su contra, el que se llevó el argentino Diego Schwartzman en cuartos de final, vuelve a inscribir su nombre en el palmarés de un torneo que conmemoró ayer el centenario de la desaparición del emblemático aviador que le da nombre.
 
Sobre el malestar que presentaba, el tenista español dijo que “era un calambre y tenía la esperanza de que se pudiera pasar”.
 
“No me hubiera ido de la pista. Hubiese jugado hasta con el brazo derecho. Tenía dos sets de margen para que se pasase. Tenía dos sets de margen. Habría seguido de la manera que fuese”, aseguró el tenista español.
 
Nadal, de 32 años, manifestó que jugará al tenis hasta que su cuerpo “resista” y hasta que este deporte le siga haciendo “feliz”.
Image
AFP
AFP