Pamplonés, el novato de la Vuelta a Colombia 2020

Martes, 24 de Noviembre de 2020
Roosbelth Rojas corre con el UAE Team Colombia 

Inspirado por el gran Nairo Quintana con su victoria del 20 de julio del 2013 en la etapa 20 del Tour de Francia, el pamplonés Roosbelth Rojas, que el pasado domingo quedó como campeón de los novatos en la Vuelta a Colombia 2020, tomó el impulso para creer en sí mismo y empezar a convertirse en el ciclista que hoy deja en alto el nombre de Norte de Santander. 

Con 20 años, el deportista rojinegro corre para el UAE Team Colombia desde el 2019, adquiriendo experiencia y como él dice: cosechando trabajo. 

“De niño me gustaba el ciclismo pero no lo había tomado como un estilo de vida hasta ver la victoria Nairo Quintana en la etapa 20 del Tour de Francia del 2013. Desde ese momento atrapó mi atención y empecé a montar en Pamplona”, recordó Rojas, nacido en la ciudad mitrada del departamento. 

Su primer equipo fue Nevados, de su tierra natal, que además del ciclismo de ruta, también abarcaba el ciclomontañismo. 

Allí dio sus primeros pasos con distintas competencias entre ellas los juegos intercolegiados, escenario que le permitió mostrarse a diferentes entrenadores del nivel nacional. Su constancia, disciplina y talento, llevaron a que estuviera un tiempo con el AV Villas en Medellín, junto al director técnico Gabriel Jaimes Vélez, quien en el año pasado lo llevó a su actual equipo, el UAE Team Colombia. 

“En mi equipo he contado con muy buenas personas. Solo tengo palabras de agradecimiento para ellos desde que se dio mi vinculación el año pasado, cuando Gabriel Jaimes me presentó el proyecto”, dijo el juvenil quien reside en Pamplona con su madre Marta Maldonado y una hermana. 

Un campeón novato

En su primera Vuelta a Colombia, que fue ganada por Diego Camargo (Tierra de Atletas), Roosbelth quedó en la posición 16 en la general a 16:56 del campeón. La competencia, que contó con un recorrido de 10 etapas, fue cambiante en cuestiones de climas, comprendiendo la geografía nacional. 

“Me adapté muy bien. Esta Vuelta a Colombia, que es la segunda competencia más importante del país después del Tour Colombia, me dejó muy contento y feliz. La viví con tranquilidad, llevándola en su día a día”, expresó. 

Rojas se impuso como novato a Juan Pablo Vallejo de su equipo y a Óscar Fernández del Mindeporte Boyacá. 

“El ciclismo es un deporte que me gusta porque me lleva a demostrar lo que puede dar mi cuerpo, que con recuperación y disciplina puedo llegar a ser uno de los mejores deportista de Colombia”, señaló en referencia al deporte que más glorias le ha dado al país. 

Sueños en grande 

El principal sueño juvenil con gran proyección es llegar a competir en Europa. A diario entrena sin faltar en la mañanas y en las tardes fortalece en el gimnasio. 

“Como todo ciclista mi sueño es correr en Europa. Sé que es un proceso de paso a paso. Quiero madurar acá en Colombia, ser un elite y posteriormente dar el salto a Europa como lo han hecho Diego Camargo y Harold Tejada”, confesó.  

“Quiero estar en el World Tour, llegar a lo más alto. Competir en un Tour de Francia, la Vuelta a España, el Giro de Italia o en el Campeonato del Mundo. Trabajo día a día. Comprendo que es un trabajo a largo plazo y espero poder lograrlo”, añadió. 

Sobre la motivación para alcanzar sus sueños, sin duda están sus padres Nelson Rojas y Marta Maldonado porque “siempre han coincidido en mi proceso y ahora por cada logro, ellos quedan muy contentos”. 

Estar en un equipo de peso como el UAE, le ha permitido encontrarse en diferentes escenarios con Fernando Gaviria (quien hace parte del equipo World Tour), Nairo Quintana, su hermano Dayer, Egan Bernal, Mauricio Soler, entre otros. 

“Cuando estás en este deporte te das cuenta que esos grandes corredores son personas como uno, que han hecho sus sueños una realidad. Cada vez que hablamos con ellos quedo contento, son un impulso”, aseguró.

Su última competencia del año será el Clásico RCN que comenzará el próximo domingo.

“Después de haber corrido esta Vuelta quedo tranquilo. Viviré el día a día en las ocho jornadas, con calma y esperamos realizar la carrera de la mejor manera”. 

“Estoy contento por las oportunidades que me da Dios. Es una felicidad total”, sentenció el rojinegro.