Escuchar este artículo

San Lucho Herrera y la peregrinación colombiana al Alpe D’Huez

Jueves, 19 de Julio de 2018
Allí empezaron a escribir su historia los pedaleros cafeteros en Europa.

El Alpe D´Huez es un lugar mítico para el ciclismo colombiano. Allí empezaron a escribir su historia los pedaleros cafeteros en Europa el 16 de julio de 1984. Aquel día, en esta subida legendaria, Lucho Herrera logró el primer triunfo de un ciclista cafetero en el Tour de Francia.

Las 21 curvas que conducen desde Bourg d’Oissans a la cima del Alpe D’Huez, en 13,8 km y 1.815 metros de altitud, han sido bautizadas con el nombre de un ciclista que ha hecho historia en el lugar.

Y en la curva número 12, una placa con el nombre de Lucho Herrera es visible. En homenaje a su triunfo en 1984.

El Alpe D’Huez volvía este año al recorrido del Tour después de dos ediciones ausente, ayer en la duodécima etapa, y una veintena de colombianos se adueñaron de esa curva.

Tres horas antes del paso de los ciclistas, los hinchas cafeteros movían sus banderas y se hacían oír con sus cánticos.

La mayoría de los colombianos presentes en esta peregrinación al principal santuario del ciclismo en Europa eran antioqueños. Pero también los había de varios otros lugares.

“Nos hemos encontrado todos por casualidad aquí. No podíamos estar en otro sitio sino en la curva con el nombre de Lucho Herrera”, afirmó Enrique López, de 64 años, que es profesor en Charalá, en el departamento de Santander.

“Lucho es el ciclista que empezó a sacar adelante el ciclismo colombiano. Gracias a él empezó a conocerse el ciclismo colombiano en Europa”, añadió el hombre de barba canosa.

Más joven, Diana Ovalle viajó con su marido desde Bogotá.

“Estamos aquí en el Tour desde la primera etapa. Descansamos unas jornadas y llegamos a los Alpes hace cuatro días. Esta mañana hemos venido temprano para poder tener un buen lugar ya que sabemos que vienen muchos compatriotas”, explicó Ovalle, ingeniera electrónica y profesora en una universidad.

El periodista Peter Cossins escribió en su libro ‘Alpe D’Huez, el más grande ascenso del ciclismo’ que “son 21 curvas que te llevan al cielo. Gana el Alpe D’Huez y entonces, serás inmortal”. 

Lucho Herrera, el jardinerito de Fusagasugá, se ha convertido en inmortal para el ciclismo de nuestro país.

Es el único colombiano y sudamericano en ganar una de las 31 etapas que terminaron en Alpe d’Huez, después de que el italiano Fausto Coppi fuera el primer ciclista en imponerse en el mítico puerto, en 1952.

Image
AFP
AFP