Escuchar este artículo

Zafra, el cucuteño que conquista el rugby francés

Sábado, 30 de Marzo de 2019
Su equipo, el Agen, hace parte del Top 14 de la liga francesa, una de las mejores del mundo.

Andrés Felipe Zafra es sinónimo de dedicación, sacrificio y disciplina. Tiene solo 22 años y desde hace tres juega en el rugby francés. Su equipo, el Agen, hace parte del Top 14 de la liga francesa, una de las mejores del mundo.

Es un hombre tranquilo y con mucho talento. Llegó al rugby por insistencia de sus entrenadores más que por iniciativa propia, pero una vez comenzó a practicarlo, quiso convertirse en el mejor.

William León Higuera, uno de los impulsores del rugby en Norte Santander, contó que Zafra es un joven con mucho talento y que desde que lo descubrieron sabían que podía llegar muy lejos.

Fue el primer jugador colombiano en ser contratado por un club de rugby para jugar en Francia y además ha sabido mantenerse en el equipo.

Su posibilidad de ir al extranjero se logró gracias a uno de los convenios que ha establecido la liga de Norte de Santander con la Cancillería de la República. Entrenadores franceses que vinieron a dar capacitaciones notaron sus habilidades y quisieron tenerlas en su país.

Su decisión de irse y su proceso de adaptación no fueron fáciles, el idioma también fue complicado, sin embargo, sus ganas pudieron más y hoy sueña con ganar un título en Francia y terminar sus estudios universitarios. Sus primeros partidos los disputó con el club Givors, de la tercera división francesa, luego pasó por Lyon y hoy hace parte del Agen.

Este cucuteño comenzó a practicar el rugby mientras estaba en el colegio, dejó el fútbol, deporte en el que había comenzado a formarse, y empezó a hacer carrera en el rugby nortesantandereano y colombiano. Fue figura con su equipo, estuvo con la selección Norte y se convirtió en pieza clave de la selección Colombia juvenil antes de partir a territorio francés.

Desde territorio galo, Zafra dialogó con La Opinión y contó cómo está su presente deportivo y cuáles son sus próximos objetivos.

¿Cómo ha sido su estancia en Francia?

Muy productiva, aunque al principio fue muy difícil por el cambio de cultura y de lengua. Todo me parecía complicado, pero poco a poco me fui adaptando y ahora me siento muy bien, con ganas de seguir haciendo historia y dejando en alto el nombre de Norte de Santander y de Colombia.

¿Cuál ha sido su mayor aprendizaje?

El idioma, sabía muy poco cuando llegué y hoy por hoy lo domino mejor. Aunque todos los días es un aprendizaje constante. Del rugby también he aprendido mucho, ahora lo juego mejor.

¿Cómo describe su momento en el rugby de Francia?

Es un sueño hecho realidad. Estoy muy contento, me han hecho sentir en familia. Es verdad que cuando empecé a jugar no imaginaba que iba a llegar hasta aquí, nuestro rugby está empezando hasta ahora, pero todo ha sido maravilloso.

¿Cómo se siente por ser el ejemplo y el héroe del rugby colombiano?

Es un orgullo para mí y es algo que he conseguido gracias a mis entrenadores, mi familia y mis amigos, que han hecho que todo sea más fácil.

¿Qué recuerda de esos primeros momentos jugando rugby en Francia?

Me sentía perdido. Fue muy difícil; además tuve que lidiar con el frío, pero siempre he dado lo mejor que tengo en cada juego y en cada equipo y creo que eso ha sido fundamental para mantenerme.

¿Qué fortalezas destaca de su juego?

La inteligencia, la defensa y la rápida adaptación que he tenido.

¿Qué es lo que más le ha impresionado de este deporte en Francia?

La velocidad, la intensidad y lo fuerte que son los impactos, son cosas que me siguen impresionando.

¿Cómo ve el rugby colombiano?

Llevamos un proceso que va a dar buenos resultados, aunque estamos muy lejos del nivel mundial que tiene el rugby; sé que somos nuevos en este deporte, por eso aún nos faltan algunos años para ser potencia. Lo importante es que hay talento.

Y el rugby nortesantandereano…

Está muy bien, como siempre tenemos muchos jugadores juveniles e infantiles, estamos intentando tener mucha gente y dándolo a conocer y empezar a subir el nivel.

¿Cómo son sus días en Francia?

Entreno todos los días, algunos días con más intensidad y otros con menos; los fines de semana jugamos. Quisiera jugar más, pero sigo trabajando para estar lo mejor posible.

¿Qué ha sido lo más difícil de su estancia en Francia?

Estar lejos de mi familia y de mis amigos, tener que adaptarme a un cultura tan diferente a la nuestra, pero estoy feliz del reto que asumí.

¿Con qué sueña en un corto, mediano y largo plazo?

Quiero ser titular siempre, hacer una buena carrera en Francia y ganar el campeonato. También, empezar a estudiar para ser piloto.

Image
Magaly Rubio

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Sigue Leyendo

Contenido Patrocinado