Mayores exportaciones, el reto del sector de la confección

Miércoles, 3 de Marzo de 2021
El área de la moda en el departamento busca fortalecer la internacionalización de mercados y el posicionamiento de lo local.

La industria de la confección en Norte de Santander tiene claro su objetivo principal para este 2021: fortalecer las exportaciones para conseguir nuevos mercados que, en un futuro cercano, posicionen marcas y tiendas regionales a nivel nacional e internacional.

Según Ketty Laguado, directora de la Corporación de Industriales de la Moda de Norte de Santander (Corpomoda), proyectan cumplir en la materialización de este proyecto bandera a través de la participación en ferias de la moda, que son los espacios ideales para darse a conocer, posicionar marcas y conseguir clientes mayoristas y al detal.

Son de especial interés para el sector los clientes internacionales al detal, debido al fuerte conglomerado de tiendas que se manejan en cada uno de los países y ciudades líderes en moda donde productos de empresas regionales ya tienen presencia.

“Es un formato totalmente distinto a lo que conocemos a nivel nacional, con una metodología de pago diferente, pero que ayuda al empresario local a crecer más. Por esto es importante fortalecernos con más clientes nacionales e internacionales, y mantener las puertas que dejamos abiertas en el camino recorrido durante el 2020”, manifestó Laguado

Centro Maquila

El otro gran proyecto del gremio para el presente año es la conformación del Centro Maquila, un escenario de confección que ayudaría a empresarios locales a perfeccionar la calidad de su producción.

“Mejorar la innovación en los productos, utilizar telas que permitan aportar a un medio ambiente sostenible y constituir el ADN de cada una de las marcas para hablar como región a nivel internacional. Ese es el enfoque que queremos visualizar”, dijo Laguado.

 

Image
Feria-de-moda

 

Panorama actual

Como región, el sector produce el 30% del total de la confección nacional, de acuerdo con Corpomoda. Este repunteo es el que ha permitido potenciar capacidades y destrezas en otros sectores productivos de la misma área, en los que han tomado fuerza empresas nacientes y otras de amplia trayectoria como dotación de uniformes, ropa deportiva, ropa interior, trajes de baño, polos, yines y vestuario infantil.

La bisutería la proyectan como un escenario más por abarcar con una amplia gama de oportunidades.

Es clave también en el cumplimiento de estos objetivos el aprovechamiento de beneficios por parte del pequeño, mediano y gran empresario que se une a la corporación.

“La idea es que no se expanda solo aquí en la ciudad, sino en el resto de la región, ya que nuestros empresarios sacan la cara por la generación de empleo y el excelente producto que vendemos aquí a nivel nacional”.

Adaptación a la pandemia

El reto principal para los empresarios durante el punto más alto de la pandemia fue ajustarse a la virtualidad, por ser el canal preponderante en ventas luego de restringida la presencialidad. Sin embargo, según Laguado, algunos empresarios de confección aún no estaban plenamente capacitados en el manejo de las TIC.

El medio estrella de ventas tampoco era virtual, sino por clientes mayoristas. Al ser uno de los pocos sectores que nunca se detuvo, sino que ajustó sus medidas, se vieron obligados a reformarse para poder mantener las nóminas y las empresas de toda la región.

“Fue una gran responsabilidad porque somos el gremio que más representa el empleo en la región, así que no podía detenerse en ventas nuestra industria. Lo que hicimos fue cambiar nuestra metodología y buscarla transmitir a los clientes activos a nivel nacional. Gracias a esto nuestros empresarios lograron ser un ejemplo a seguir en el tema de los protocolos e instalación de elementos de bioseguridad”, apuntó Laguado.

Los empresarios recibieron capacitaciones en marketing digital, en las que, a través de la Alcaldía de Cúcuta, gestionaron la apertura de páginas web y fortalecieron sus redes sociales en manejo comercial.

Entre otras acciones, resaltaron el apoyo de ProColombia, entidad encargada de promover el turismo, la inversión extranjera, las exportaciones no minero-energéticas y la imagen del país, quienes los asistieron durante los picos más altos de la crisis con algunos clientes internacionales que tampoco se detuvieron.

 

Image
La opinión
La Opinión