PIB de Colombia crecerá 4,8% en 2021, proyecta estudio de BBVA Research

Viernes, 22 de Enero de 2021
Se espera que el PIB alcance el mismo nivel de estabilidad de 2019. El desempeño de 2020 no fue el mejor, por la pandemia, y cayó a 7,2%.

La economía nacional experimentará una recuperación este año y se prevé que el producto interno bruto (PIB) crezca 4,8% en 2021 y 3,8% en 2022, de acuerdo con el análisis de BBVA Research Colombia.


Este repunte será liderado por la demanda interna, gracias a los índices positivos en el consumo público y a la demanda privada que retomará la tracción, con la importancia de los bienes semidurables y durables, explicó Juana Téllez, economista jefe de la entidad. 


Se espera que el PIB nacional alcance el mismo nivel de estabilidad de 2019, ya que el desempeño de 2020 no fue el mejor por efecto del coronavirus y cayó a 7,2% en los picos más altos de la pandemia, a mediados del año.


Desglosando el comportamiento por trimestres, se proyectaba una caída del PIB del 5% entre octubre y diciembre de 2020. 
Para el primer trimestre de 2021, se espera una variación negativa de 4,5% y un aumento en el segundo trimestre, con un crecimiento del 14% en julio, y a partir de ese mes, del 7%.


De esta manera, el consumo privado, en especial el de las familias, mantendrá una tendencia variable hasta asegurar su recuperación de los bienes y un proceso de estabilidad para los servicios. 

Gracias a que el consumo público ayudó a sostener la economía en 2020, con un crecimiento del 3%, mediante los gastos efectuados por el Estado, para este año se prevé un aumento del 2% y del 1%.


“Con una gran parte de la población colombiana vacunada en el 2022, siendo los servicios el 50% del consumo privado de la economía, este sector crecerá en tracción y alcanzará el 7,5%. Luego de la caída del 18% en inversión del año pasado, este 2021 debe crecer el 6% y 10% el año siguiente”, explicó Téllez.


Consumo y remesas
El pago adelantado de la prima y el día sin IVA permitieron que los indicadores de consumo se reactivaran durante el último trimestre de 2020, en parte, por la relajación de las medidas restrictivas, comentó Téllez.


A esto se le suman los ingresos nivelados por remesas, los cuales ayudaron a las familias a solventar los gastos diarios y a cumplir con las deudas.


En general, predominó la baja de gastos en servicios, que fue ocupado parcialmente por un mayor gasto en bienes de electrodomésticos, siendo el entretenimiento la necesidad más baja.


Apoyo al empleo
La estabilidad del consumo dependerá del apoyo público al empleo formal y los hogares serán claves. Pero, a pesar de que a noviembre se recuperó el 73% del empleo perdido en el periodo más fuerte del confinamiento, aún queda por recobrar 1,6 millones de empleos de los 22 millones existentes cuando inició la pandemia. 


Cúcuta es centro de atención nacional debido a que tiene la tasa de informalidad más alta del país (70%) en comparación con las otras ciudades analizadas, quienes convienen en cifras cercanas al 49%.

Image
La opinión
La Opinión