Escuchar este artículo

2022 será el mejor año en historia del sector: MinVivienda

Domingo, 22 de Mayo de 2022
Podría normalizarse el costo de los insumos y los créditos hipotecarios.

A pesar de los nubarrones que en los últimos meses se han venido asomando en la economía (la falta de insumos, la alta inflación y las altas tasas de interés) ninguno de esos factores parece estar afectando el buen momento que vive la venta de vivienda en el país.

Por el contrario, el pasado mes de abril fue el mes con mayor número de viviendas compradas en la historia, con más de 20 mil unidades, de acuerdo con las cifras de Galería Inmobiliaria.


Es noticia: 8.000 subsidios de Mi Casa Ya se han entregado en Norte de Santander


Para la ministra de Vivienda, Susana Correa, este panorama positivo no va a cambiar por ahora: en los próximos meses podría normalizarse el costo de los insumos y los créditos hipotecarios, por su naturaleza de largo plazo, no se han visto demasiado afectados por el aumento en las tasas de interés.

La ministra habló con Colprensa sobre las perspectivas del sector: 

¿Qué se está haciendo para evitar que el aumento en el costo de los materiales de construcción deje en el aire proyectos de vivienda de interés social?

Durante el 2021 nos enfrentamos a un alza significativa en el precio de los insumos, que llegaron a incrementarse 7,6 % anual al cierre de agosto (según el ICCV del Dane), con incrementos particularmente acentuados en alambres (32,9 %), mallas (36 %) y aceros y hierros (40,6 %).

Los factores que incidieron en esta situación incluyen la reducción en la oferta mundial, debido a los cierres de las siderúrgicas en el 2020; el aumento de la demanda mundial, tras la reactivación de las grandes economías, y la escasez internacional de contenedores, que aumentó los costos de los fletes marítimos, impactando el costo de transporte de estos insumos, cuya demanda nacional se abastece con importaciones en, aproximadamente, un 35 %.


Infórmese: El trabajo híbrido, una ventaja competitiva para las empresas


No obstante, al cierre del 2021 la situación mostró una clara normalización, completando cuatro meses consecutivos con variaciones intermensuales negativas en el componente de hierros y aceros. De hecho, entre agosto y diciembre de ese año, el precio del acero, según el ICCV, registró una variación de -4,8 %. Ahora bien, aunque en marzo del año en curso el costo de los insumos presentó un incremento, se espera que en los próximos meses se mantenga la senda de normalización, en la medida en que se resuelvan los desequilibrios del mercado mundial.

El Gobierno Nacional reitera su compromiso con el sector edificador, que ha mostrado resultados indiscutiblemente positivos tras la estrategia de reactivación de los 200.000 subsidios para la compra de vivienda nueva anunciada en el 2020. El sector registra cuatro trimestres consecutivos con una tasa de crecimiento superior al 10 %, el nivel de empleo en el sector se mantiene por encima del millón de ocupados, las iniciaciones de vivienda en el 2021 reportaron récord con 177.573 unidades que comenzaron obra y proyectamos que el 2022 será el mejor año de toda la historia de nuestro país en iniciaciones, con más de 200.000 viviendas. En todo caso, desde el Ministerio de Vivienda seguiremos trabajando y haciendo monitoreo constante, junto con el gremio constructor.

El aumento de las tasas de interés es otro factor que puede afectar las ventas de viviendas. ¿Tienen ya una evaluación de cuál va a ser el impacto?

La tasa de intervención actual del Banco de la República del 6 % es la más alta de los, casi, últimos cinco años, duplicando el 3 % con la que cerró el 2021. Si bien hay algunas alertas por estos aumentos recientes, se debe tener en cuenta que estas alzas impactan, principalmente, a las tasas de interés de corto plazo. Y, dado que por su naturaleza los créditos hipotecarios son créditos de largo plazo, sus tasas de interés no resultan considerablemente afectadas por los ajustes que hace el Emisor.


Le puede interesar: Por inflación, 18,2 % de empresarios considerará hacer despidos


De hecho, este año las tasas de interés para los créditos hipotecarios se han mantenido relativamente estables: en abril, para la compra de vivienda de interés social (VIS) estuvo en 11,65 % y para No VIS, en 10,74 %, lo que representó un incremento en cada una de tan solo un 1 %, aproximadamente.

En este escenario no contemplamos que la compra de vivienda por parte de los colombianos disminuya en el 2022. Incluso, proyectamos que será el mejor año de toda la historia de nuestro país con más de 250.000 viviendas compradas. Como una primera prueba de esto, recordemos que de enero a abril del año en curso se compraron en Colombia 86.503 viviendas, lo que hace de ese periodo del 2022 el mejor primer cuatrimestre de toda la historia en cuanto a compra de vivienda nueva se trata.

¿Cómo se ha reflejado en el empleo el buen momento en la venta de vivienda? ¿Cuántos puestos de trabajo se le deben al aumento en la venta de vivienda?

El sector constructor es un motor generador de empleo que ha aumentado su importancia en la economía colombiana, con la actividad edificadora como protagonista, actividad que actualmente es clave en el proceso de recuperación y dinamización del mercado laboral, luego de los efectos de la pandemia por el COVID- 19.

Puntualmente, en el 2021 se recuperaron 151 mil empleos respecto al 2020, ocupando en promedio más de un millón de personas. De esta forma, ese año ha sido el mejor en materia de generación de empleo para el subsector de edificaciones desde el 2015. A su vez, es importante destacar la excelente dinámica con la que el sector cerró el año pasado, superando la barrera de un millón de empleos durante los últimos cinco meses y alcanzando en diciembre los 1,15 millones de ocupados, un nivel sin precedentes. En lo corrido del 2022, el sector edificador ha ratificado su excelente momento, sumando durante el primer trimestre un millón de personas.

¿Qué tan estrictos están siendo en los controles para que los subsidios que se entregan lleguen a quienes realmente los necesitan y no terminen en manos de especuladores?

El primer control que se establece para que los subsidios familiares de vivienda se asignen a las personas que más lo necesitan son las definiciones normativas. Cada programa cuenta con una norma robusta que define claramente los criterios de asignación, requisitos y focalización, entre otros.

Con base en dichos criterios normativos, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio –a través del Fonvivienda–, cuenta con el Sistema de Información del Subsidio Familiar de Vivienda, que permite realizar validaciones de requisitos, cruces de información y controles de forma automática, promoviendo la transparencia en el manejo de la información y minimizando errores.

Por Luis Carlos Gómez, editor general de Colprensa.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda