Escuchar este artículo

A 588 familias podrían quitarles casa gratuita

Martes, 9 de Mayo de 2017
Según la abogada del grupo de revocatorias de Minvivienda "no todos los beneficiarios le están cumpliendo al estado".

Actualmente hay 588 procesos de revocatoria de los beneficiarios de vivienda gratuita, principalmente en Cúcuta donde hay cuatro proyectos de vivienda de este tipo.

Así lo dio a conocer una delegación del ministerio de Vivienda, que instaló ayer una mesa de acompañamiento social a los proyectos que hay en el departamento.

María Victoria García, abogada del grupo de revocatorias del ministerio de Vivienda, señaló además que los demás procesos abiertos están en Labateca, con 15 casos abiertos por inmuebles no habitados, o arrendados, y en Ábrego, otros 25 procedimientos identificados por las mismas causas.

La funcionaria explicó que “el ministerio tiene la misión de verificar el cumplimiento de las obligaciones de los beneficiarios, porque de ello depende la efectividad de la política pública de vivienda gratis”.

Sin embargo, no todos los beneficiarios le están cumpliendo al Estado, debido a que se han encontrado casos en los que las casas y apartamentos se están utilizando para la comisión de delitos, como venta de estupefacientes, pero también varias soluciones habitacionales no están habitadas por los propietarios.

“Si la vivienda no está habitada, eso nos muestra que el hogar no la necesita”, dijo. “Sin embargo, ellos tienen derecho a la defensa y al debido proceso”.

De comprobarse el incumplimiento, las viviendas retornan al fondo nacional de vivienda y se asignan a otros hogares que cumplen con los requisitos para tener una casa gratis.

De parte de Prosperidad Social, se enfatizó en la exigencia para que cada municipio que tenga proyectos de vivienda gratis instale una mesa de seguimiento a los proyectos, con el fin de vigilar problemas de convivencia, habitabilidad, entre otros.

También se recordó que los beneficiarios que incumplan las condiciones y presenten documentos falsos tienen una penalización hasta por 10 años sin la posibilidad de recibir subsidios de ninguna clase.

Image
La opinión
La Opinión