Escuchar este artículo

¿Ahorran los colombianos en medio de reactivación?

Sábado, 25 de Septiembre de 2021
Se empieza a ver la real capacidad de ahorro del país.

En medio de la difícil situación que ha afrontado el país por cuenta de la pandemia, los colombianos pudieron ahorrar más, según indicadores que muestran incremento en la apertura de cuentas de ahorro durante 2020. Sin embargo, en medio de la reapertura económica se empieza a ver la real capacidad de ahorro del país, dicen los expertos.

Lea aquí: ¿Sabe cómo manejar las finanzas en pareja? 

El año pasado la crisis derivada de la pandemia y con ello las restricciones a la movilidad y las medidas de distanciamiento social impulsaron el acceso a los servicios financieros. En total 2,6 millones de colombianos se vincularon por primera vez al sistema financiero durante 2020, según la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) y Banca de las Oportunidades (BdO).

El informe señala que la mayor parte del crecimiento estuvo explicado por el comportamiento de los productos de ahorro. En efecto, al cierre de 2020 el 76,7 % de la población adulta (27,9 millones) tenía una cuenta de ahorro. Este porcentaje superó en 6,4 puntos a la cifra observada en 2019. No obstante, la inactividad de este producto “continúa siendo alta”, advierte el análisis.  

Le puede interesar: 27% de jóvenes entre 24 y 35 años viven con los papás

Los expertos atribuyen el aumento en la apertura de cuentas de ahorro como una consecuencia natural de la pandemia. Primero, “estaba la necesidad de tener donde recibir subsidios y ayudas del Estado; segundo, por no tener muchos de los gastos que se tiene en las áreas de ocio; y tercero, porque los hogares vieron el pago de sus créditos congelados durante un muy buen tiempo”, explica el experto en finanzas personales y  Fundador de Figuro.La, Juan Camilo González.

Image
Hay que llevar cuentas de los gastos. / Foto: Cortesía

Por lo tanto, los especialistas creen que los efectos de la pandemia no deberían tomarse como una señal que los colombianos están actuando bien alrededor del ahorro. “Si quitamos esos efectos, probablemente los colombianos seguimos siendo un país con muy poco ahorro y mucha informalidad. Buena parte de ese ahorro está guardado en la casa dentro de los pocos hogares, que son menos del 40 % que realmente tienen estrategias de ahorro”, dice el experto en finanzas.  

Por consiguiente, en el escenario de reapertura que hoy vive el país hay muchos gastos que vuelven a las familias colombianas. El retorno a la presencialidad y la reapertura de actividades de ocio como restaurantes y bares vuelven a traer gastos que no estaban dentro del presupuesto del año pasado.

Lea además: Lo que debe saber del traslado exprés de pensiones

Así lo reveló el Dane esta semana. En la última Encuesta de Pulso Social, publicada por la entidad, en septiembre de 2021 el 77,2 % de las personas que conforman la jefatura del hogar aseguraron que no tienen posibilidades de ahorrar alguna parte de sus ingresos durante los meses que se aproximan.

A esto se le suma que el 10,5 % de los encuestados dijo que no tenía ingresos en lo que va del año 2021, en las 23 principales ciudades de Colombia.

Por ejemplo, en Santa Marta, el 92,7 % de los y las jefes de hogar y sus cónyuges afirmaron que no tenían dicha posibilidad de ahorro, mientras que el 4,6 % dijo que no tenía ingresos. En Sincelejo, estas proporciones fueron 50,9 % y 35,3 %, respectivamente.

El balance general de la reciente encuesta del Dane dejó ver la realidad económica de los hogares colombianos y evidenció que el porcentaje de la población en Colombia que puede ahorrar es todavía muy bajo.

Lea también: Lo que debe revisar antes de usar un cajero automático

“Prácticamente en los hogares colombianos los ingresos que tienen sirven para vivir. Nuestro salario mínimo sigue siendo bajo para el costo de vida que tenemos. En segundo lugar, porque nosotros no tenemos educación financiera y eso también hace que las familias, por lo general, tengan más gastos que ingresos”, afirma la decana de economía de la Universidad Piloto, Lilian Ramírez.

Image
El ahorro es fundamental. / Foto: Cortesía

Las dos caras de la moneda

Para la economista Ramírez, la reciente encuesta del Dane evidencia que fueron más los hogares colombianos que perdieron sus ingresos y tuvieron que gastar sus ahorros durante la pandemia, que los hogares que mantuvieron sus ingresos importantes y que trataron de ahorrar.

Por tanto, el incremento del ahorro, pese a la pandemia, sólo se dio en las personas que no perdieron su ingreso y que tienen ingresos altos. “Estas personas sí aumentaron más o menos en un 27 % la capacidad del ahorro dentro del sector financiero. Sí hay una mayor conciencia de la importancia del ahorro en estos hogares”, comenta.

Le puede interesar: El régimen de insolvencia: un paso para la reactivación económica

Por otro lado, las cifras que evidencian que más colombianos tienen ahora cuenta de ahorro gracias a la pandemia también tiene que ver con los subsidios entregados por el Gobierno Nacional, lo cual obligó a que la gente se bancarizara, pero “no necesariamente a que ahorre”.

“El porcentaje de la población en Colombia que ahorra es todavía muy bajo. Más o menos el 38 % de la población ahorra activamente, pero el siguiente problema es que la mayoría de personas que ahorran prefieren guardar el efectivo en la casa”, explica Juan Camilo González.  

Efecto rebote por la reapertura

Los alivios en las deudas de los bancos durante algunos meses del periodo de aislamiento social, que permitió dar más flujo de caja a los hogares en Colombia, es otra de las razones que para el experto en finanzas personales, explica el incremento del ahorro durante el último año.

Pero, la terminación de las ayudas que los bancos brindaron a los hogares para el pago de sus créditos hace que vuelva para las familias la deuda con toda la carga. Para muchas personas las cuotas de los créditos subieron después que se acabaron los alivios de los bancos.  

Lea aquí: 47% de los créditos son para salir de deudas

“Ahora las cuotas en muchos bancos son más grandes que las cuotas que había antes de la pandemia, porque la forma como los bancos dieron alivios fue congelar pagos de cuotas para después dividir esas cuotas entre las cuotas que quedan faltando en el crédito una vez se terminaran ese tiempo de alivio”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Colprensa
Colprensa