Escuchar este artículo

Arracacha y cebolla blanca, alimentos que más se han encarecido durante este año

Otro producto esencial y que también tuvo un aumento considerable fue el arroz.

La inflación sigue presionando el aumento del costo de vida de los colombianos, jalonado entre otras cosas por el segmento de alimentos que ya subió 27,02% anual. Dicho fenómeno, que ha mantenido una tendencia al alza durante todo el año y que parece no dar tregua, ha encarecido productos básicos de la canasta familiar al punto de que algunas personas han mermado su consumo.


Lea además: Conozca los gastos que se incrementan con la subida del salario mínimo


Ante este panorama LR consultó las cifras del Sistema de información de precios (Sipsa) del Dane, para saber cuáles son los productos agropecuarios que más subieron y los que han bajado en lo corrido del año, y así ver el impacto real de este rubro en el bolsillo del consumidor.

Enero había comenzado con unos precios estables en algunos alimentos, pero con el impacto de la guerra entre Ucrania y Rusia, la volatilidad de la tasa de cambio, así como el fenómeno de La Niña que ha estado presente durante todo el año, se generaron grandes alzas al cierre de noviembre en tubérculos y granos como la arracacha y la cebolla cabezona blanca, las cuales tuvieron un incremento de 153,6% y 104,1% respectivamente.


Conozca: Gobierno crearía nuevo subsidio para quienes estén sin empleo


A este grupo de alimentos le siguió el fríjol bolón que tuvo un alza de 92,7% y, en el último reporte semanal del Sipsa, se encuentra en un precio promedio de $15.155 el kilogramo.

Otro producto esencial y que también tuvo un aumento considerable fue el arroz de primera con un alza de 53%, y un precio promedio de $3.838 el kilo, mientras que en enero este grano se encontraba en $2.508 kilogramos.

Para Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), estos resultados están determinados por un tema de oferta y demanda, así como los altos precios de los insumos, La Niña y la tasa de cambio ha influido un poco.

“Dólar alto, costo de insumos, tasas de interés y el tema de las lluvias nos han llevado a un tema inflacionario en los alimentos y para 2023 mucho dependerá de la prolongación de La Niña y el impacto que pueda generar en vías terciarias, saturación de suelo y reducción de productividad. Hay que mirarlo caso a caso y prestarles mucha atención a los cultivos de ciclo corto”, agregó Bedoya.

Las proteínas también se vieron afectadas por los altos precios; en el caso de la carne de res tipo morrillo, el alza fue de 26,4% y en los cortes de sobrebarriga fue de 19,6%. Dicha tendencia también se explica por el impacto que ha tenido La Niña sobre la ganadería cuyas pérdidas ya superan los US$75 millones solo en lo corrido del segundo semestre del año.


Le puede interesar: Roberto Vélez dejará la gerencia de la Federación de Cafeteros tras siete años


“El tema de lluvias ha afectado de manera importante la oferta de animales, pues de 17% que ha subido este año el precio de la carne una tercera parte tiene que ver con el tema invernal”, explicó Óscar Cubillos, jefe de investigaciones de Fedegan.

De otro lado, el pollo entero congelado sin vísceras subió 7,4% y fresco creció 16,4%. El cerdo también presentó un aumento de 12,2%.

En cuanto a los alimentos que más bajaron de precio, la habichuela lideró la lista con una reducción de 16,5%, seguido de la papa que bajó 12,3%. Esta última aún no llega al precio alto que tocó en enero, pero poco a poco se ha ido acercando. Y los productos que presentaron una menor variación fueron la lenteja importada con 3,2% y el tomate larga vida con 6,3%.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Colprensa
Colprensa
Sábado, 3 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión