Escuchar este artículo

Así va la venta de vivienda en Cúcuta

El fenómeno de la inflación disminuyó el poder adquisitivo de los colombianos, en especial, en la zona de frontera.

El sector de la construcción ha tenido un año positivo, pese a las circunstancias económicas a nivel mundial y del país, y es que el último dato de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del sector de edificaciones fue 19,3%, de acuerdo con la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

En entrevista con La Opinión, Edwin Jaime Chirivi Bonilla, vicepresidente técnico de Camacol, indicó que el sector sigue siendo de grandes números, por lo que ese dato de crecimiento, en términos de generación de valor agregado es muy importante, teniendo en cuenta que la economía ha aumentado cerca del 7%, lo que significa que la construcción ha crecido más del doble.


Lea además: ¿Cuáles son los proyectos que anunció Ventura Plaza para 2023?


“Esto se debe a los proyectos que prevendimos en los años anteriores, porque después de la pandemia, 2021 y a lo largo de 2022, esas obras iniciaron su fase de construcción. Sin embargo, desde el punto de vista de la venta de vivienda hay una moderación en su velocidad. Veníamos comercializando cerca de 20.000 unidades por mes, ahora estamos en un poco menos de 15.000”, detalló.

Edwin

(Edwin Jaime Chirivi Bonilla, vicepresidente técnico de Camacol. / Foto: Jorge Iván Gutiérrez-La Opinión.)

Chirivi estimó que, este año, el país cerrará por encima de las 248.000 unidades, que son las comercializadas hasta ahora, número que podría llegar a 250.000, el cual sigue siendo uno de los mejores registros de la historia. En 2021, la cifra fue de 253.000 inmuebles vendidos.

El economista expresó que, pese a la reducción, que ronda el 10%, el indicador es positivo; en años anteriores, el sector se ubicaba en 180.000 unidades anuales. En el caso de Cúcuta, se comercializaron 5.400 viviendas en 2021. Este año van 4.950, una disminución por encima del 8%.


Le puede interesar: Centro comercial Jardín Plaza le apuesta a la expansión en 2023


“La tendencia de recuperación estructural de nuestro sector se ha dado en todo el país después de la pandemia, hemos observado una reactivación de la inversión inmobiliaria sin precedentes. Eso es muy favorable en el caso particular de Cúcuta, que aporta 5. 000 unidades al año. Si se compara con otras ciudades, como Manizales o Armenia, se observa que el mercado potencial de esta ciudad podría ser de 10.000 o 12.000”.

Las razones de la baja

El líder gremial manifestó que la principal hipótesis sobre este retroceso es el aumento de las tasas de interés, debido a que el sector se apalanca en un 90% en la banca, tanto para la construcción como para el desarrollo de las viviendas. Para la compra unidades habitacionales, el crédito cubre el 70% del valor total.


Lea también: Coguasimales le apuesta a generar 2.000 empleos para 2023


“Las tasas de interés influyen en el poder de compra. Esto quiere decir que si un hogar iba a pagar una cuota de $500.000 o $600.00, vamos a tener un aumento probablemente del 15%, 20% o 30% del valor de la cuota y eso definitivamente tiene un efecto negativo en la decisión de compra”, destacó. 

Edwin Jaime Chirivi sostuvo que otra razón es que el fenómeno de la inflación también, seguramente, ha generado una reducción en el ingreso disponible de las familias

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Leonardo Favio Oliveros Medina
Leonardo Favio Oliveros
Miércoles, 30 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión