Escuchar este artículo

Aumento del salario mínimo no cubre las expectativas

Domingo, 3 de Enero de 2016
Para el 2016 el salario subió 7,0 por ciento, lo que significa que quedó en 689.455 pesos.

El salario mínimo modelo 2016 fijado por el Gobierno en 689.455 pesos, un 7,0 por ciento más que el del año anterior, pone a buena parte de los colombianos a hacer cuentas. 

El Sistema de Información de Precios y Abastecimiento del Sector Agropecuario (Sipsa) precisó que en los últimos días de diciembre la Central Mayorista de Antioquia (CMA) y la Plaza Minorista reportaron una merma en el acopio de alimentos del 17,05 por ciento. 

El verano, la falta de lluvias y la poca recolección de las cosechas por las festividades de fin y comienzo de año, fueron invocadas para justificar la menor oferta de productos y el alza en sus costos. 

Guillermo Botero, presidente de Fenalco, reconoce que el fenómeno de El Niño seguirá impactando al sector agroindustrial y admite que causará una mayor inflación que se verá reflejada en mayores precios en el inicio de 2016. 

No obstante, el dirigente explica que un trabajador con la remuneración mínima, más las prestaciones a las que tiene derecho, en 2015, generaba un costo mensual de unos 991.768 pesos, pero el valor pasó a 1,06 millones. 

Para Botero, el ajuste estuvo en línea con lo ofrecido por el empresariado durante la etapa de conversaciones (6,8 por ciento) y, además, tuvo en cuenta la inflación causada en el país (6,11 por ciento entre enero y noviembre de 2015). 

Julio Roberto Gómez, presidente de la Confederación General de Trabajadores (CGT), considera que con el alza del mínimo los obreros arrancaron perdiendo plata el 2016. 

“Hace un año el incremento fue de 4,6 por ciento y el costo de vida estará alrededor del 7,0 por ciento, es decir comienzan perdiendo dos puntos porcentuales y a eso se deben agregar los mayores costos de servicios públicos, matrículas, pensiones, textos escolares, es decir que en 90 días ese aumento no valdrá nada”, precisa Gómez.

*Bogotá | Colprensa