Escuchar este artículo

Cae subfacturación de calzado

Jueves, 27 de Abril de 2017
La inflación de 2016 y el incremento de las tasas de interés mermaron la inversión.

La subfacturación de productos importados se redujo 96,3% en el primer bimestre de 2017 con respecto el mismo periodo de 2016, es decir, pasó de 2,5 millones de pares de zapatos a 91.500, según informó la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam).

Uno de los factores que ha contribuido a la caída de la subfacturación son los decretos 1744 y 1745 que lanzó el Gobierno, que establecieron  un arancel de 35% para las importaciones de calzado con un precio inferior de 6 y 10 dólares. 

Raúl Antonio Páez, gerente de Competitividad de Acicam, en una presentación a empresarios de Cúcuta, informó que al gremio le preocupa que en la medida en que han mejorado la eficiencia en el control aduanero, por otro lado se puede incrementar el contrabando abierto de zapatos que entra al país sin soportes y facturas. “Este flagelo se debe atacar a través de un trabajo conjunto entre la Polfa y la Dian”, precisó. 

Por otro lado, la inflación de 2016,  y el incremento de las tasas de interés que al final del año se fijaron en 7,5%, mermaron la inversión, afectó el consumo en general, impactando de forma negativa las ventas de calzado y marroquinería

“Los hogares en Colombia están comprando menos, lo que ha mermado la venta de zapatos, en 2015 una persona compraba 2,7 pares de zapatos al año, pero en 2016 las compras bajaron 2,4 pares al año”, precisó Páez.

Asimismo, a nivel nacional, según estimaciones de Acicam, en el primer bimestre de 2017 se dejaron de vender 1,5 millones de pares de zapatos.

El sector de cuero y calzado vienen golpeado desde el  año pasado, pero las expectativas para final de año son mejores. “En la medida en que las tasas de interés continúen bajando y se promuevan estímulos para el sector como el Plan Pipe 2.0, en ese sentido el sector tendrá mejor resultado”, precisó Páez.  

Germán González, gerente de Teorema Zapatos, indicó que en los primeros tres meses de este año el negocio de zapatos ha estado muy afectado por las medidas de ajuste fiscal. Destacó que, a pesar de que la inflación ha disminuido, la reforma tributaria y los impuestos causaron una caída en las ventas de 30%. 

“Las empresas se han visto en la obligación de disminuir pedidos este trimestre porque la recesión económica, la caída de la confianza mermaron la venta de calzado, cuero y marroquinería”, destacó. 

Sandra Gómez, de Calzados Spia, señaló que en Cúcuta hace falta más incentivos  para mantener un mercado constante hacia el interior del país; en ese sentido, las ferias regionales y nacionales han contribuido, pero los empresarios de la frontera requieren atención especial.

Añadió que Colombia no ha aprovechado los tratados de libre comercio para impulsar el sector.

Image
Cenay Sánchez