Escuchar este artículo

Cúcuta, la segunda ciudad con mejor desempeño fiscal

Miércoles, 14 de Julio de 2021
Los resultados indican que la ciudad está en situación de solvencia y con capacidad en la generación de recursos propios.

Tener unas finanzas públicas saludables, un cumplimiento legal en el gasto y en el endeudamiento y unas condiciones financieras estables, le dieron a Cúcuta una calificación de 68,8 % y la ubicaron como la segunda mejor ciudad en el Índice de Desempeño Fiscal.

Así se detalla en el informe presentado por el Departamento Nacional de Planeación. La primera ciudad fue Medellín con 78,56 %. El tercer puesto lo ocupó Bogotá, con 68,35; luego Cali, con 65,02 y Barranquilla cerró el top cinco, con 64,03.

El Índice de Desempeño Fiscal (IDF) es la medición del desempeño de la gestión financiera de las entidades territoriales que da cuenta de la sostenibilidad financiera a la luz de la viabilidad fiscal, la capacidad de generación de recursos propios, el endeudamiento, los niveles de inversión y la capacidad de gestión financiera en los municipios y departamentos del país.

“Es un orgullo contar esta extraordinaria noticia. Estar compitiendo con las principales capitales y lograr que Cúcuta haya tenido el segundo lugar en el índice de manejo de sus finanzas públicas, es muy positivo. Esto se logra a partir de un trabajo consiente hecho por más de 17 meses y mostrando respeto por los recursos públicos”, manifestó Jairo Yáñez, alcalde de Cúcuta .

Y agregó que es “motivante ver a Cúcuta en los primeros lugares. Esta noticia nos compromete a seguir fortaleciendo nuestras políticas de transparencia y trabajar más fuerte para ser los primeros del país”.

De acuerdo con Yáñez, estos resultados indican que la ciudad se encuentra en una situación de solvencia, que tiene capacidad en la generación de recursos propios, capacidad de recaudo de ingresos tributarios y no tributarios, endeudamiento a corto plazo y sostenibilidad de las deudas.

El informe detalla que en 2020 se observó una reducción real de los ingresos municipales con una disminución de más del 50% de los desembolsos y la cofinanciación. Los recursos propios también presentaron una disminución cercana al 10% pasando de $31,4 a $28,3 billones entre 2019 y 2020.

Del total de los ingresos municipales a nivel nacional, el 54,8% corresponden a transferencias nacionales y a los recursos del Sistema General de Regalías mientras que un 33,7% corresponden a los recursos propios de las entidades, lo cual implica un aumento importante en la dependencia de las transferencias con respecto al 2019.

En cuanto al gasto, se observó una reducción del 8,8% pasando de 89,9 a 82,4 billones de pesos, de los cuales el 82,7% corresponde a inversión, 14,6% a funcionamiento y el 2,8% al pago de servicio de la deuda

Respecto a los destinos del gasto de inversión, la mayor parte de los recursos se han destinado a los sectores de salud y educación en correspondencia con las competencias asignadas a las entidades territoriales en estos frentes. Para la vigencia 2020 se observa una caída en los compromisos presupuestales establecidos para los demás sectores de 10 puntos porcentuales, pasando 40,75% a 30,93% .

Se concluyó que las ciudades fueron las más afectadas en el indicador de capacidad de programar y ejecutar ingresos, debido a que el choque externo de la pandemia afectó su capacidad de recaudo.

Así mismo, los resultados de esta medición dan cuenta de los nuevos retos que tienen las entidades territoriales en términos de finanzas públicas como incrementar la inversión en formación bruta de capital fijo; incrementar sus recursos de esfuerzo propio y fortalecer su capacidad de programación de ingresos propios.

Índice de Desempeño Fiscal

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión