Escuchar este artículo

‘Cúcuta tendría déficit de gas en cuatro años’

Viernes, 23 de Noviembre de 2018
Esto impide que grandes industrias puedan llegar a la zona y desarrollarse.

La historia del gas natural en Cúcuta se ha visto como un tema crónico de señal de escasez, que impide una estructuración de precios a largo plazo y lleva a que el usuario conviva con un costo medio muy superior al de la media nacional.

Esto ha ocasionado que Norte de Santander pierda competitividad, pues representa poco interés de inversiones o repotenciación de las empresas que existen.

Cúcuta tiene un sistema de gas aislado que funciona como las pocas zonas que no están interconectadas en Colombia.

Para analizar el presente y futuro del suministro de gas natural para el área metropolitana de Cúcuta, Induarcilla, con el apoyo de Camacol, la Cámara de Comercio de Cúcuta y la Universidad Francisco de Paula Santander, organizó el panel ‘Retos por la competitividad regional’.

Jairo Yáñez, presidente de Induarcilla, dijo que el departamento clama a gritos poder ser competitiva y acceder a  nuevos mercados por lo que es importante generar estímulos para sustentar las inversiones actuales y nuevas como lo es a través de una buena cobertura de gas.

Situación actual 

La primera parte de la cadena está compuesta por los productores que hoy están o estuvieron en algún momento en Cúcuta.

Manuel Camargo, ingeniero civil experto en temas energéticos, explicó que el campo Cerrito fue el primero que existió en Cúcuta y con el que se inició el plan de gas natural, siempre restringido a una parte de la ciudad porque abastecía solo a 12.000 usuarios.

Por esos problemas de reserva se vio obligado a cerrar en el 2000.

Luego se presentó el campo Cerrito 2 que para 2003 podía abastecer a 60.000 usuarios, pero falló al año por lo que Cúcuta entró en una crisis de suministro.

Hoy, los campos que están produciendo son Tibú, Sardinata y Oripaya y la situación está a punto de repetirse a finales del año 2021 de no tomarse acciones prontas.

En la frontera con Santander está ubicado el campo Gibraltar; sin embargo, solo abastece de gas a Bucaramanga.

La industria

Camargo enfatizó que la necesidad real de gas existe para el sector industrial porque el residencial siempre se ha visto protegido por el Gobierno y ha tenido formas de abastecimiento.

Cada año, los productores de gas envían al Ministerio de Minas las previsiones de producción en los siguientes 10 años.

“Tenemos una demanda creciente que nos va a llevar a un problema grande y que Cúcuta sea un sistema no interconectado es muy costoso para los productores, porque la demanda no está creada y no hay infraestructura para llevarla al interior del país”, dijo.

El viejo dilema de si primero se crea la demanda o se plantea la oferta ha sido uno de los motivos para que el servicio se haya quedado suspendido por varios años.

Sin embargo, se resolvió en el caso de la infraestructura: primero se da la oferta.

“La poca demanda que existe en Cúcuta se debe a que no hay gas; por eso, es importante que se den los proyectos de infraestructura porque generan demanda”, dijo.

Agregó que todos los gasoductos se hicieron sin tener en cuenta la demanda.

Las industrias que requieren gas natural para desarrollarse son las que requieren de altas temperaturas de más 500 grados y estabilidad térmica como la producción de pisos cerámicos y el secado de papel.

Que no exista una buena cobertura de gas natural impide que grandes industrias puedan llegar a la zona y desarrollarse.

Además, no contar con una canasta energética amplia es una deficiencia puesto que Norte de Santander tampoco está nivelada con el resto del país.

“Competimos en condiciones distintas, no estamos en el mismo campo de juego, estamos jugando afuera en el pasto”.

Una canasta energética es el elemento base sobre el que descansa la competitividad.

Ricardo coral, vocero de Ecopetrol, dijo que se tienen los volúmenes de gas suficientes hasta el 2032.

Potencial exploratorio 

Luis Miguel Morelli Navia, director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), explicó que la región está aislada completamente a la red nacional de gasoductos y tiene un potencial de gas en el Catatumbo, así como en el resto del departamento.

“No hay infraestructura de transporte para llevar el gas a donde hay consumo, el atraso que puede tener la industria de Norte de Santander se debe a que no se ha roto el circulo vicioso de que es primero: si la producción o la demanda”, dijo.

Morelli señaló que el departamento tiene un gran potencial, pero siempre se ha dicho que las inversiones son cuantiosas. Cada pozo tiene una inversión que supera los 4 o 5 millones de dólares aún a precios bajos.

Se han encontrado tres prospectos de gas que pueden llegar a tener una reserva de 54 millones de pies cúbicos de gas para producir.

Sin embargo, están inactivos por presencia de la comunidad motilón- barí, donde hubo reunión hace dos semanas para el cumplimiento de una sentencia del Gobierno.

Según Morelli, el potencial del departamento cambia el esquema de que la solución para abastecer a la región era extraer el gas de Gibraltar que podría llevarse a Toledo y de Toledo a Cúcuta y el área metropolitana.

“Esa solución sería viable si no cayera la producción de Gibraltar, pero vamos a seguir en la misma situación, el gasoducto no está conectado a red nacional”, dijo.

El director de la ANH señaló que la mejor apuesta es definir una conexión entre Cúcuta y San Alberto, desde donde se podría conectar a la red nacional.

“Desde aquí se podría abastecer a Norte de Santander, mientras se desarrolla la exploración el Catatumbo”, dijo el funcionario.

Para Morelli, lo más importante es que los inversionistas vean que hay una conexión a la red nacional de gasoductos, porque tendrán la certeza de que no van a depender solo de la demanda de Cúcuta y el área metropolitana.

Image
Katherine Villamizar Leal