Escuchar este artículo

Dólar seguirá superando la barrera de los $3.000

Lunes, 3 de Septiembre de 2018
Aumenta la presión inflacionaria.

En los últimos días el precio dólar alcanzó sus picos más altos del año, superando las expectativas de los analistas y  generando gran incertidumbre en el mercado local.

Uno de los principales factores que ha afectado históricamente al precio de dólar en Colombia es el comportamiento internacional del petróleo.

Sin embargo, en los últimos días el precio del crudo ha estado al alza, lo que indicaría que el dólar debe tender a la baja.

Alejandro Useche, director del programa de administración de la Universidad del Rosario, explicó que la incertidumbre en el entorno económico global y un aumento del riesgo político son las causas que ocasionaron el aumento del precio.

Useche aseguró que esto será un efecto pasajero y al final del año se podrá observar un dólar por debajo de los $3.000.

“En resumen situaciones como la guerra de Estados Unidos y China, la probable alza de las tasas de interés en EE.UU y los problemas económicos que atraviesan Argentina y Turquía son los principales responsables del aumento de los precios de dólar,”, explicó.

Mientras estos factores se normalizan, Useche aseguró que el precio seguirá con una tendencia al alza, alcanzando los $3.100.

Sebastian Salgado, socio fundador de la banca de servicios Finanvalue, agregó que los posibles aumentos en las tasas de interés hacen que los inversionistas cierren sus expectativas en Estados Unidos y a su vez “seca el mercado local de divisas”.

“Lo que si podemos visualizar es que en un escenario de incertidumbre donde la moneda colombiana tiende a depreciarse, aunque no en los niveles de otros países de la región, el dólar en lo que lo resta de septiembre podía apreciarse en $3.050 o $3.020.

Salgado explicó que un dólar costoso beneficia directamente a los exportadores colombiamos y busca que se corrija la cuenta corriente y la balanza comercial.

Sin embargo, el sector importador se verá afectado porque el pago de insumos y materias que compra en el exterior  se encarece; además, un aumento en la tasa de cambio genera más presiones inflacionarias.

El comisionista de bolsa explicó que la correlación negativa entre el precio del dólar y el precio del petróleo se rompió desde el año pasado, lo que indica que cuando el uno está subiendo, el otro ya no tiene que caer y viceversa.

“Como Estados Unidos pasó a ser uno de los jugadores más importantes en términos de petróleo, este activo ya se está anclando al dólar, por eso la correlación ahora es postiva”, explicó.

Según Salgado, cuando más altas son las correlaciones, son más perfectas.  

Image
La opinión
La Opinión