Escuchar este artículo

El calzado de Norte de Santander se repotencia

Jueves, 8 de Febrero de 2018
Sena y Acicam socializan convenio.

Los empresarios del sector calzado, cuero y sus manufacturas de Norte de Santander podrán capacitarse por medio del Sena en un modelo integrado que facilita la capacidad productiva de las compañías.

Se trata de la reactivación del convenio entre la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado, el Cuero y sus Manufacturas (Acicam) y el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena), que desde el segundo semestre de 2016 estaba suspendido. 

El convenio busca que las empresas mejoren la productividad, ajustándose a los niveles y estándares internacionales.

El presidente de Acicam, Luis Gustavo Flórez, manifestó que este proyecto es una oportunidad para articular los sectores público y privado y reforzar el clúster de calzado en Norte de Santander.

“Encontramos un sector con unos indicadores de productividad bajos, todavía no llegamos a los niveles de madurez industrial; por eso, este modelo es tan importante”, resaltó Flórez. 

El convenio se priorizó para seis ciudades en toda Colombia: Cúcuta,  Bucaramanga, Bogotá, Cali, Medellín y Pereira.

José Antonio Lizarazo, director del Sena, expresó que todos los centros tecnológicos de la entidad quedarán dotados para cumplir las necesidades de la industria, incluyendo el de Cúcuta.

El convenio tiene un valor de $2.781 millones, de los cuales el Sena aporta $1.800 millones y Acicam, $902 millones. 

El convenio, que no es la primera vez que se cumple en Cúcuta, tiene un cupo limitado para 15 empresas, las cuales serán seleccionadas por convocatoria la próxima semana.

La intervención completa de las empresas escogidas se conocerá en noviembre y cada seis meses elegirán nuevas.

Jhon Jairo Osorio, director de Gestión Productiva de Acicam, explicó que el primer requisito que será tenido en cuenta para beneficiarse del convenio, es que las empresas deben estar legalmente  constituidas.

Además de tener un nivel mínimo de productividad evidenciado en la distribución del personal. 

Por último, deberán mostrar que la gerencia de la empresa se encuentra interesada y comprometida con el proyecto.

Una vez estén seleccionadas las empresas, se empezará a aplicar el modelo con un diagnóstico de los problemas reales de cada empresa para luego intervenir en temas como infraestructura, distribución de los puestos de trabajo y líneas de producción.

Durante la socialización del proyecto José Aparicio, empresario del sector, manifestó que es necesario que el Sena capacite a sus aprendices con máquinas modernas para evitar gastos adicionales al tener que enviarlos a Bogotá.

Image
La opinión
La Opinión