Escuchar este artículo

El carbón pierde fuerza en el mercado internacional

Domingo, 26 de Enero de 2020
Los bajos precios del gas natural y las intensas políticas climáticas serían tres de las principales razones.

El  carbón perdería presencia en el mercado con la transición energética que se está dando en el mundo y la economía nacional debe ver cómo reemplaza este producto

El incremento de las energías renovables a nivel global, los bajos precios del gas natural y las intensas políticas climáticas serían tres de las principales razones por las cuales el carbón perdería el protagonismo que ha tenido en el mediano plazo.

Los estrictos planes de los países de la Unión Europea (UE) para descarbonizar el medio ambiente son el cuello de botella al que desde ya se está enfrentando el sector.

En un informe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), se concluye que con estas nuevas políticas se avecina un escenario en el que la participación del carbón en la generación de energía pasará de 39 % este año a tan solo 5 % en las próximas dos décadas.

Los mismos estimativos tiene la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), que, en un documento detalla que “China verá una reducción anual de 1 % en su demanda a 2035, siguiendo en línea con políticas ambientales más estrictas, mientras que Estados Unidos experimentará una leve disminución en su demanda a 2035”.

Si se da este panorama, la Upme pronostica que habrá una importante baja en la demanda, “por lo que se espera un mercado con un superávit promedio de 46 millones de toneladas durante el periodo 2018-2035”.

El Gobierno ha reconocido que ya hay otros minerales estratégicos como el oro, el cobre y el níquel que, si bien no podrán sustituir los ingresos del carbón, se prevé que sean jugadores cruciales en la diversificación energética a mediano plazo.

La difícil coyuntura a la que se enfrenta este mineral se da luego de consolidarse como un producto estrella en la economía. Con un aporte de 1,1 % al PIB nacional y un poco más de 88 % al total de las regalías mineras recaudadas.

La sustitución de este mineral será una batalla difícil para el Gobierno, porque no solo es el segundo producto de exportación del país sino que también representa el 10 % del comercio transportado por vía marítima en el mundo.

Image
Colprensa
Colprensa