El desempleo, la cicatriz que deja la pandemia en los jóvenes

Jueves, 3 de Diciembre de 2020
Se deben aumentar las opciones para un primer empleo, la formación profesional no responde a la necesidad real.

El desempleo juvenil suele estar por encima de la tasa general de empleo, sin embargo, la incertidumbre del mercado laboral colombiano afecta mucho a las nuevas generaciones, que se enfrentaron a un año con poco crecimiento profesional en sus actividades.

Según el Estudio de Percepción de Jóvenes de la Universidad del Rosario en noviembre, los problemas personales y emocionales son la gran preocupación que tienen en este momento los jóvenes colombianos.

La encuesta indagó entre 1.489 jóvenes de las zonas urbanas de Cúcuta, Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Riohacha, Pasto, Tumaco, Yopal y San Andrés.

Vale recordar que la tasa de desempleo del área metropolitana de Cúcuta se ubicó en 20,6 % para el trimestre móvil de agosto-octubre.

Por otra parte, la tasa de desempleo juvenil nacional fue de 23,5 %, superior a la del 2019 por efecto de la pandemia del coronavirus que ha impactado en los indicadores de todo el 2020.

Lea aquí:

El empleo comienza a recuperarse de la COVID-19

Cúcuta tiene una tasa de desempleo juvenil de 27,5 % para el trimestre agosto-octubre, un dato que está entre las 10 capitales con menor porcentaje.

El indicador de desempleo de las personas de 14 a 28 años ha subido en la mayoría de las ciudades capitales del país, caso similar en Cúcuta y su área metropolitana, en donde se combate con la mayor informalidad entre las principales urbes del país.

La encuesta del Rosario preguntó a los jóvenes, a raíz de la pandemia y sus efectos, ¿cuáles son sus principales problemas?

El 31 % afirmó que la crisis económica y el 27 % manifestó que el desempleo, un fenómeno que afecta a los niveles socioeconómicos bajo y medio, explicó Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario.

Las ciudades en que este fenómeno del desempleo juvenil más afecta a la población entre los 18 y 32 años son Barranquilla, San Andrés y Riohacha (región caribe) con un 39 %, seguidas de Yopal y Cúcuta (región oriente) con un 29 %, y Cali, Tumaco y Pasto (región pacífica) con un 27 %.

“Este porcentaje es representativo si se tiene en cuenta que en enero de este año solo el 19 % de los jóvenes indicó que el desempleo era uno de sus principales problemas”, indicó Cheyne.

Además, en la encuesta elaborado en enero se evidenció que el 51 % de los jóvenes estaba trabajando, mientras que ahora en noviembre el dato se ubicó en un 40 %. Esto evidencia que la pandemia ha impactado en el empleo de todos los colombianos, y retoma la discusión de la inserción laboral de los jóvenes en el primer empleo.

Por otra parte, el estudio mostró que el 11 % de los encuestados manifestó tener problemas personales y emocionales, esto representa un incremento de seis puntos frente a la encuesta de enero de este año, cuando solo 5 % aseguró tener problemas emocionales.

A menos de un mes de finalizar el año, los problemas personales y emocionales afectan principalmente a los jóvenes de Bogotá (19 %) y de Medellín (17 %). Los que manifestaron estar más afectados fueron los de niveles socioeconómicos medio y alto con un 14 %, mientras que los del nivel bajo solo fueron afectados en un 8 %.

Le puede interesar:

¿Una reforma laboral que generaría más empleo?

Expectativas 2021

A pesar del desempleo, así como de los problemas emocionales y personales, los jóvenes encuestados manifestaron qué estarían dispuestos a hacer en 2021 para afrontar los temas que los aquejan.

Según Alejandro Cheyne, el 43 % dijo que salir a votar, el 33 % trabajar más, el 29 % salir a protestar y el 28 % hacer voluntariados o trabajo comunitario.

Votar el próximo año tuvo el mayor porcentaje en los jóvenes de Yopal y Cúcuta (54 %), seguidos de los jóvenes de Bogotá (49 %), de Medellín (38 %) y de Cali, Tumaco y Pasto (35 %).

En cuanto a su posición ideológica, el 40 % de los jóvenes manifestó ser de centro, el 24 % de izquierda, el 15 % de derecha y el 20 % ninguno, anotó el rector de la Universidad del Rosario.

Finalmente, Cheyne resaltó que 41 % de los jóvenes de Cali, Tumaco y Pasto están dispuestos a trabajar más en 2021; el 37 % de los jóvenes bogotanos a hacer voluntariados o trabajo comunitario y el 33 % de los jóvenes de Medellín a salir a protestar.

Los resultados definitivos del estudio dos entregó ayer, el rector Alejandro Cheyne, en el marco del foro Debate sobre el Estado de la Nación.

Mejorar la inserción laboral

El director del observatorio de derecho laboral de la Universidad del Rosario, Iván Jaramillo, dijo que el problema del desempleo juvenil es un asunto mundial.

“En la mayoría de países, no solo en Colombia, ocurre que la tasa de desempleo juvenil duplica la del desempleo nacional, esto genera problemas para entrar al sistema laboral formal”, indicó Jaramillo.

El experto de la Universidad del Rosario aseguró que se ha probado que las habilidades que demanda el mercado laboral colombiano no son acordes con la formación profesional disponible en el país.

“La ausencia de diálogo entre el sistema de formación y el mundo laboral complican superar la barrera del primer empleo, por eso debemos cerrar la brecha digital y configurar el sistema laboral”, puntualizó.