Escuchar este artículo

El Icetex tiene que entender que cumple un cometido social: Manuel Acevedo

Domingo, 8 de Agosto de 2021
Hay cuatro proyectos radicados en el Congreso que proponen cambios de fondo del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior. Su presidente habla de esta reforma.

La reforma integral del Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (Icetex), que es un compromiso del Gobierno Nacional tras las movilizaciones estudiantiles de 2018, parece que está cerca de ser una realidad. En la nueva legislatura van radicados cuatro proyectos que proponen cambios de fondo. 

Bajar la tasa de los intereses y premiar al mérito académico son los dos ejes principales en los que coinciden las propuestas, pero cada una plantea fórmulas distintas. La iniciativa liderada por la oposición, busca cambiar fuentes de financiación de la entidad para que no se recurra a créditos con el Banco Mundial con elevados intereses.

Por su parte, el Gobierno Nacional volverá a radicar en la nueva legislatura el proyecto que fue archivado en la pasada, por falta de tiempo en la agenda del Congreso. La iniciativa no solo propone servicios más económicos y pagos más flexibles, sino que también mejoraría la calidad de los servicios y las respuestas. 

El presidente de Icetex, Manuel Acevedo, en entrevista con Colprensa, afirma que los cambios ya se vienen realizando desde 2018, cuando se posicionó en la entidad, la cual, según dice, recibió con severos problemas en materia de sus herramientas y sus procedimientos.  

En la actualidad Icetex, un patrimonio de los colombianos que tiene 72 años de historia, ha acompañado en el proceso de estudios de educación superior a cinco millones de personas. En este momento, de los 880.000 jóvenes que están desarrollando sus procesos de educación superior, el 80 % no pagan una tasa de interés y 92 % de los estudiantes son de estrato 1, 2 y 3. 

Gracias al Icetex más de cinco millones de personas han podido cumplir sus sueños de estudiar. Sin embargo, también es motivo de dolor de cabeza para otros miles de jóvenes, ¿por qué es necesaria sí o sí la transformación?

El presidente Iván Duque, cuando era candidato, dijo que el Icetex tenía que surtir un proceso de transformación. Las plataformas estudiantiles de profesores y trabajadores de las universidad públicas, en el marco de los acuerdos que se firmaron en diciembre de 2018, también coinciden en la necesidad de hacer la transformación. Por lo tanto, la transformación del Icetex no es un asunto de un proyecto de Ley, es un asunto de una necesidad de la sociedad colombiana. 

La entidad se había desdibujado en términos de su objetivo central, de impulsar los proyectos de vida, apoyar a los jóvenes en mayores condiciones de vulnerabilidad, brindar las mejores condiciones y alternativas que, por ejemplo, una entidad privada, que hace crédito educativo, no está en capacidad de dar, porque tiene que llegar a las zonas rurales, porque tiene que ser capaz de entender que las personas tienen dificultades. No puede actuar como entidad financiera pura y dura, sino que tiene que entender que cumple un cometido social.  

¿De qué manera se ha desdibujado el objetivo principal del Icetex?

La entidad, con algunas orientaciones que recibió en algunos momentos de su historia, hizo más énfasis en esa función financiera: el otorgamiento, la cobranza, la recuperación de la cartera, y tomó medidas, que tienen sentido desde esa lógica, pero que son contrarias a las necesidad particulares de ciertos grupos de jóvenes y familias. Ahí es donde se empezó a generar un distanciamiento. 

Además, la entidad tenía agudos problemas en sus plataformas de información. La entidad también se estaba distanciando de las políticas del momento y en algún momento pareciera ser como que había una rivalidad entre los recursos para la educación superior pública y los recursos para el Icetex, en el entendido que los usuarios de la entidad participan de la educación privada. 

La entidad no tuvo la diligencia debida para poder acercarse a la situación de cada familia, de cada persona. Ser capaz de brindar soluciones personalizada y esos elementos fueron generando la distancia. 

¿Cuáles serían esos cambios de fondo que propone el Gobierno Nacional? 

La transformación de Icetex tiene cuatro elementos fundamentales que, podemos decir, son de fondo. Primero, que la entidad modifique las fuentes de recursos con las que garantiza su operación y la futura. Hace 20 años la única alternativa de recurso disponible gravitaba fundamentalmente alrededor de la oferta multilateral. Hoy estamos apalancando el futuro y el presente de la entidad en bonos sociales, algo que en 70 años la entidad nunca había hecho y, de hecho, en Colombia, ninguna otra entidad.  

Lo segundo, las características del portafolio de servicios. Características pequeñas, como por ejemplo los requisitos que se tenían que cumplir para poder cambiar de línea de crédito. Características por ejemplo como la consideración que hacíamos de las personas que estaban en mora, en este momento les estamos brindando condiciones como condonaciones de intereses vencidos y moratorios, con el fin que puedan renovar y avanzar. Características, por ejemplo, en la manera como se hacían las solicitudes, las cuales eran antes en papel, ahora las estamos haciendo completamente digital, inclusive antes de la pandemia. 

El tercer elemento, una transformación fuerte y aguda de los sistemas de información, que sean amigables, que sean más cercanos a las personas, que sean confiables, es decir, que los datos allí reposan efectivamente son los datos confiables de la situación de ese crédito, de lo que se ha pagado, de los que se ha desembolsado. 

Por último, y no menos importante, es el cambio en el servicio. Hace un par de años teníamos alrededor de 30.000 PQRS al mes, en cuestión de 24 meses estamos recibiendo 2000 al mes. Lo hemos reducido 15 veces en un periodo de 24 meses.   

En la práctica, ¿cómo se verían beneficiados los estudiantes que tengan o quieran tomar un crédito con la entidad? 

Si usted compara la tasa más alta de Icetex con la tasa de interés más baja de las entidades privadas que ofrecen créditos educativos, la diferencia es 58 %. Nosotros somos un 58 % más económicos que la tasa de interés más económica que se consigue en el mercado. A pesar de eso, el Presidente ha sido muy claro y su compromiso es que esa tasa que hoy tenemos tiene que bajar aún más. Primer gran cambio que beneficiará no solo a los estudiantes actuales sino a los futuros que desarrollan su proceso de educación con servicios de la entidad. 

Segundo, nuestros créditos de largo plazo, los jóvenes están recibiendo desembolsos, pero no están haciendo pagos en ese periodo de tiempo. Mientras ellos estudian reciben dinero, pero no están pagando ese dinero. Cada vez que se hace un desembolso va generando unos intereses que no se cobran en ese momento. Históricamente la entidad iba acumulando esos intereses y al final hacía una sumatoria y nace el capital que se paga durante la fase profesional. La reforma implica que haremos un cambio en esa fórmula, para que se de un cobro independiente de estos dos rubros, lo cual puede bajar en un 15 % el valor final que los jóvenes pagan por ello. 

Usted dice que la transformación ya se viene dando al interior de la entidad. Entonces, ¿qué falta?

La transformación ya ha avanzado muchísimo. Estamos viendo los últimos elementos que están pendiente de incorporarse, como por ejemplo la condonación de capital; la posibilidad de hacer los cobros bajo un mecanismo que sería un porcentaje de los ingresos y no el valor de cuota mensual, que es el mecanismo que opera hoy; el cambio en la junta directiva de la entidad; composición y funcionamiento; y algunos elementos que tienen que ver con consideraciones relativas a lo que serían sus fuentes de financiación. Esto no quiere decir que no sean importantes, son importantes, pero los otros temas de la transformación ya están en funcionamiento. 

¿De dónde van a salir los recursos, por ejemplo, para poder brindar más condonaciones?

Algunos temas como las condonaciones necesariamente deben recurrir a una concurrencia, es decir, a aportes de diferentes fuentes. Fuentes como las instituciones de educación superior, el Presupuesto General de la Nación, aportes que puedan hacer los entes territoriales. Por ello, tan importante no es simplemente decir que habrá un crédito que premie el mérito, sino decir cuáles son las fuentes que van a hacer esa premiación de los méritos año tras año.  

En la legislatura pasada el proyecto del Gobierno se archivó. Ahora con tres proyectos nuevos, ¿será que pronto sale adelante una reforma?

El Gobierno Nacional construyó una propuesta de Ley que tenía 40 coautores de todos los partidos. Esas múltiples representaciones de la vida pública nacional coinciden en los asuntos que están contenidos en esa propuesta. Esa propuesta estaba citada para debate el 29 de abril y el país entró en esta situación de conmoción social el 28 de abril, claramente no había espacio, ni momento, ni lugar para avanzar en la discusión de ese proyecto de ley. 

El proyecto no se archivó porque fuese malo, el proyecto se archivo porque el país no estaba en condiciones de llevar a cabo una discusión ponderada sobre los elementos que contiene. Hoy observamos que los congresistas están empezando a tomar los temas y los están presentando desde su propia elaboración y construcción, y para nosotros eso es muy sano, porque efectivamente enriquece el debate. Nuestra posición es trabajar, construir, apoyarlos, de tal suerte que en esa construcción conjunta logremos que la entidad tenga esas herramientas que le hacen falta. 

¿Cómo ve los otros tres proyectos de Ley para reformar al Icetex radicados por diferentes partidos políticos? ¿Son viables las propuestas?

Tenemos que ser muy cautos cuando se está hablando de cambiar tasas de intereses y formas de pago en una entidad como esta. Cautela significa hablar con la verdad. No hacerles falsas promesas a las familias y a los estudiantes. Hay iniciativas que en este momento están en el Congreso, que dicen que la tasa máxima del Icetex es el IPC+2. 

Existe una premisa básica, en cualquier sociedad, y es que el crédito más económico que se puede conseguir en un país, lo consigue el Gobierno Nacional, porque a parte de tener recursos puede promulgar leyes, cuando tiene problemas de estabilidad financiera, pues puede buscar nuevas fuentes y todo lo demás. Por eso, por definición, nunca se va a encontrar un crédito a una tasa más baja que la tasa a la que el Ministerio de Hacienda puede tomar una operación de crédito. Pues ese ITC+2 es más bajito que el valor a los cuales el Gobierno de Colombia consigue recursos. 

Entonces, son mensajes que se lanzan sin ningún tipo de responsabilidad. Claro, una Ley podría decir que la tasa máxima del Icetex es el IPC+2, pero al siguiente semestre no hay más créditos porque no hay forma con esa tasa de intereses poder garantizar la sostenibilidad de la entidad o de su sistema. Es más, tocaría suspender los créditos de los que ya están estudiando. Tocaría para todo. Entonces supuestamente estarían generando un beneficio para muchos, pero en realidad lo que estarían haciendo es una afectación para todas y cada una de las personas 

¿Qué más observa en esos proyectos? ¿Coinciden en algo con las ideas del Gobierno?

Más que coincidir con las ideas del Gobierno, nosotros observamos que los temas sobre los cuales se están haciendo estas propuestas de Ley son exactamente los mismos temas que trabajamos en la Comisión de Trabajo para la Transformación de Icetex. Eso nos ratifica que emprendimos ese proceso, que se sigue dando, de manera responsable y rigurosa. Es decir, ninguno de los temas que hoy son propuestas de Ley son temas que no hayamos discutido con la sociedad, con los estudiantes, con los profesores, con los rectores y con otros líderes sectoriales. 

Entonces si coinciden en varias cosas...

Observamos que algunos de ellos materializan elementos que hemos encontrado como importantes. Por ejemplo, los proyectos de Ley que crean una política de incentivos al mérito académico. Estamos convencidos que esos jóvenes que hacen un esfuerzo y tienen un desempeño académico destacado deben tener un reconocimiento. En esos proyectos de Ley coincidimos completamente. 

Hay otros proyectos de ley en los cuales encontramos que las bases de análisis que conducen a las propuestas de artículos ameritan una conversación. No para decir que ese artículo no pueda ser, sino que, ese artículo responde a unas situaciones que no necesariamente son las que tienen lugar en ese texto. 

¿Cuándo sería una realidad la propuesta del Gobierno? 

Hemos venido trabajando de la mano con el Ministerio de Educación Nacional y con la Presidencia de la República, para que estos anuncios pueden tener lugar en el transcurso de este segundo semestre del año, con el tiempo suficiente para que el país los pueda conocer, para que la entidad los puede adoptar y ya queden aplicados de cara a lo que será la gestión futura del Icetex. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa