Escuchar este artículo

El mínimo, un dilema anual que se resolverá por decreto

Miércoles, 16 de Diciembre de 2020
El salario mínimo se definiría por decreto ante la falta de acuerdo entre las partes.

Esta semana venció el primer plazo legal para que los representantes de los empresarios y los trabajadores lleguen a un acuerdo sobre el incremento del salario mínimo para el próximo año.

La concertación no se dio debido a la gran diferencia entre las propuestas de las partes. Los gremios económicos contemplan un alza de 2 % ($17.556) para que el sueldo básico pase de $877.703 a $895.359, mientras que los sindicatos plantean que el incremento debe ser de 13,9 % ($122.197) para que el mínimo llegue a $1 millón.

Esta propuesta de los gremios es sin contar el subsidio de transporte, es decir, la diferencia sería de $104.641.

Fabio Arias, miembro de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), y que es participante en las negociaciones, dijo que con la marcada diferencia y las recientes exposiciones del Gobierno sobre los problemas económicos que enfrenta el país y el sector privado, es difícil encontrar una concertación para llegar a un acuerdo y, es probable que el aumento para 2021 se fije a través de un decreto.

Lea también: Sube $100 precio de la gasolina

Si se fija por decreto, sería la octava vez desde 2010 que ocurre esto, pues solamente en cuatro oportunidades hubo acuerdos entre las partes.

“Con lo que ha dicho el Gobierno, el acuerdo no va para ninguna parte porque todas las propuestas fueron desechadas. Nos mantenemos en lo de $1 millón. ¿Qué se discute cuando ofrecen 2 %? ellos presentaron la propuesta para no negociar y para que digan: Gobierno, proceda. Así como va la cosa, el alza va a ser por decreto y vamos a fracasar en la negociación; es que con esos criterios no se puede nada, con semejante situación y que salgan con 2 %”, sentenció.

Para Rosmery Quintero, presidente de la Asociación de Micro, Medianas y Pequeñas Empresas (Acopi), el proceso debe tener en cuenta que el crecimiento de la economía (-6,5 % de proyección), así como la productividad (-0,6 %) fueron negativos, y las expectativas de recuperación son inciertas.

“La situación que está viviendo el país es excepcional, las empresas han tenido el peor año de la historia, pero están decididas a luchar por Colombia y mantener los empleos”, dijo.

Image
Colprensa
Colprensa