Escuchar este artículo

Europa multa con 4.342 millones de euros a Google por posición dominante

Jueves, 19 de Julio de 2018
Por aprovecharse de su sistema operativo para celulares y tabletas Android.
La Comisión Europea impuso 4.342 millones de euros de multa a Google por aprovecharse de su sistema operativo para celulares y tabletas Android para consolidar la posición dominante de su motor de búsqueda.
 
“Google utilizó prácticas ilegales para cimentar su posición dominante en la búsqueda en internet”, explicó la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, quien advirtió que la empresa debe poner fin a esta práctica en un plazo de 90 días. Si no cumple, el ejecutivo comunitario podría imponer multas coercitivas de hasta el 5 % del volumen de negocios mundial medio diario de Alphabet, que en 2017 registró 94.700 millones de euros.
 
Esta nueva multa europea contra una compañía del Silicon Valley, que equivale a unos 5.000 millones de dólares al cambio actual, podría deteriorar más la relación con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya tensa por la disputa comercial y sus diferencias sobre la OTAN.
 
La sanción, que podría haber alcanzado el 10% del volumen de negocios mundial de Alphabet (matriz de Google), es además la más elevada por abuso de posición dominante, después de los 2.424 millones de euros impuestos en 2017 a Google por favorecer a su comparador de precios ‘Google Shoping’.
   
Abuso de poder
 
“El motor de búsqueda de Google es su producto estrella. Cada año, Google genera más de 95.000 millones de dólares de ingresos gracias a la publicidad” en Google Search, indicó la comisaria, para quien “gran parte de estos ingresos vienen del auge de dispositivos móviles como ‘smartphones’ y tabletas”.
 
Bruselas acusa a Google de haber obligado a los fabricantes de dispositivos móviles, como el surcoreano Samsung o el chino Huawei, a preinstalar la aplicación Google Search y su navegador Chrome para concender la licencia de su tienda de aplicaciones Play Store.
 
La empresa también habría pagado a grandes fabricantes y operadores de redes móviles para que preinstalaran exclusivamente Google Search en sus dispositivos y habría limitado el desarrollo de nuevas versiones de código abierto (‘open source’) de Android.
Image
AFP
AFP