Escuchar este artículo

Ganado ilegal deja $300 mil millones en ganancias

Miércoles, 22 de Febrero de 2017
Así lo indicó José Félix Lafaurie, presidente de la Federación de Ganaderos de Colombia.

El contrabando de ganado desde Venezuela hacia Colombia es una actividad que parece no tener ningún límite, por lo menos en el corto plazo. Las razones para creer esto salieron a relucir en una reunión entre las federaciones ganaderas de los dos países.

La primera de ellas es la rentabilidad. José Félix Lafaurie, presidente de la Federación de Ganaderos de Colombia (Fedegán), explicó que este negocio deja un movimiento “clandestino” de $300 mil millones de pesos al año, siendo el segundo renglón de contrabando más importante.

Y es que de acuerdo a las cifras de la Federación de Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), solo en 2016 se habrían movilizado cerca de 105.000 bovinos de forma ilegal por la frontera, que representan el 1,2% del hato de ese país.

La situación es muy grave, porque además de exponer el ganado colombiano al contagio de fiebre aftosa, también se está sustrayendo la carne de las familias venezolanas, expresó Carlos Albornoz, presidente ejecutivo de esta federación.

Según la información entregada por el representante de la industria del país vecino, que estuvo en Cúcuta con cinco miembros del comité directivo de su agrupación, las familias venezolanas, por culpa de la crisis económica, cada vez tienen menos acceso a la proteína, tanto así que en los últimos años el promedio de consumo per cápita pasó de 24 kilogramos en 2012 a 7 kilogramos en 2016.

Sin embargo, a pesar de esta situación y de lo rentable que es esta actividad, los ganaderos venezolanos aseguran que ellos no se están beneficiando, porque aunque ‘seguramente’ hay empresarios vinculados a estos procesos, en general ellos están siendo víctimas constantes de robos de sus animales por parte de los grupos organizados dueños del mercado negro.

Según las autoridades colombianas, hay 8 organizaciones delictivas dedicadas al contrabando de bovinos.

Esto da paso a la segunda causa por la que el contrabando de ganado difícilmente va a disminuir: la falta de autoridad. Durante el encuentro, Lafaurie resaltó que ante la falta de disposición y el aparente espaldarazo que le dan las autoridades venezolanas al paso de ganado ilegal, toda la responsabilidad recae sobre las autoridades colombianas.

Y en este punto, el lío está en la falta de unión y la toma de decisiones en las diferentes instituciones del Estado.

Un ejemplo de ello es que en los más de 12 años que lleva Fedegán insistiendo en la creación de una mesa técnica, donde estén todos los entes responsables, hasta hoy eso no se ha logrado y ayer, al finalizar la reunión, tampoco se concretó nada.

 

Image
Jorge Andrés Ríos Tangua