Escuchar este artículo

Gobierno venezolano limita uso de tarjetas bancarias por escasez de efectivo

Martes, 12 de Septiembre de 2017
Las autoridades bloquearon 65 cuentas por  “avances de efectivo ilegal”.

Las autoridades venezolanas suspendieron 150 puntos de pago con tarjeta en el marco de su plan contra la escasez de efectivo, un problema que achacan, entre otros factores, a la entrega por parte de comerciantes de avances en metálico que cobran con comisiones de manera electrónica.

Además, “65 cuentas han sido bloqueadas por avances de efectivo ilegal”, y se investigan los casos de 400 puntos de pago con tarjeta de crédito o débito que se habrían utilizado para cobrar cantidades con comisión a cambio de la entrega de dinero en metálico.

Las cifras fueron reveladas por el ministro del Interior, Néstor Reverol, un día después de que anunciara, junto al ministro de Finanzas, Ramón Lobo, un “plan de defensa de circulación del cono monetario” que implica a nueve instituciones del Estado y prevé controles sorpresa en puntos de pago electrónico.

Otras medidas de este “plan estratégico” propuesto por el presidente, Nicolás Maduro, son la supervisión de los bancos para evitar que se entreguen de forma irregular grandes cantidades de dinero en metálico a clientes y el despliegue de la Fuerza Armada en las zonas de frontera para combatir el contrabando de billetes al extranjero.

El impulso de las distintas formas de pago electrónico y de modalidades alternativas al pago en metálico es otra de las soluciones promovidas por las autoridades venezolanas contra la escasez de efectivo

Venezuela ya ha registrado al menos dos crisis por efectivo en los últimos meses.

La más grave ocurrió a mediados de diciembre pasado después de que el jefe de Estado ordenase, para luchar contra supuestas mafias que extraían papel moneda desde el extranjero, retirar en tres días el billete de 100 bolívares, por aquel entonces la mayor denominación monetaria del país.

La inflación acumulada en Venezuela hasta agosto de este año alcanzó el 366,1%, según datos del Parlamento. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha pronosticado que la inflación seguirá desbocada y prevé que se ubique en 720% para este año y alcance el 2.000% en 2018.

Image
EFE