Escuchar este artículo

Gremios binacionales se unen para la reactivación

Martes, 7 de Julio de 2020
Solicitan el paso de transporte de carga.

Desde hace cinco años la economía de la frontera con Venezuela no es la misma. El intercambio comercial entre Norte de Santander y Táchira salió de su marco de legalidad y hoy la informalidad y la ilegalidad se han adueñado del comercio en los pasos fronterizos.

Por eso, ante la crisis sanitaria que ha generado el coronavirus, varios gremios de ambos países se reunieron para solicitar los puntos claves que consideran permitirán la reactivación del intercambio binacional.

La primera propuesta es definir la apertura de espacios fronterizos, implementando los protocolos sanitarios que ya operan en la frontera de Paraguachón-Guarero.

Lea También: Apoyo para transporte de productos agrícolas

También, preparar los protocolos para restablecer el tráfico de personas por los puentes internacionales con dos objetivos: evitar que sigan pasando por las trochas y pasos ilegales, y sentar las bases de la recuperación económica en la frontera.

El director ejecutivo de la Cámara Colombo Venezolana (CCV), Germán Umaña, gremio que lidera la propuesta, dijo que para Norte de Santander y el Táchira es vital tener una relación en temas sanitarios, y económicos. “En Venezuela necesitan de la oferta que hay en Cúcuta, mientras que en Colombia la demanda generada por los venezolanos también es importante”.

Otra propuesta es que se utilice la infraestructura que se tiene en Cúcuta para recuperar el tráfico de mercancías por los puentes.

Umaña añadió que el paso de carga permitiría solucionar carencias que tiene la ciudadanía del vecino país, en productos como medicamentos, insumos de la salud, alimentos, entre otros.

“Una cosa es lo que se vive en el centro del país, y otra lo que viven los habitantes de la frontera. Por eso, los gremios nos unimos para solicitar que se reactive el diálogo entre ambos países, así como las relaciones comerciales”, agregó Umaña.

Según el dirigente gremial, desde la Cámara se estima que en el comercio legal se movieron el año pasado 270 millones de dólares, mientras que en el comercio informal se movieron entre 1.500 y 1.800 millones de dólares.

Image
La opinión
La Opinión