Escuchar este artículo

Hogares de estrato 1 y 2 perderían subsidio de gas

Martes, 10 de Septiembre de 2019
Los usuarios afectados son de Nariño, Cauca, Putumayo, San Andrés, Caquetá y Amazonas.

Gasnova advirtió que las familias más pobres de seis departamentos se verán afectadas con la pérdida de los subsidios al gas licuado del petróleo (GLP).

La decisión se toma por la falta de recursos para 260.417 familias, es decir, 1.041.668 personas que pertenecen a comunidades indígenas y a los estratos 1 y 2 de las regiones de Nariño, Cauca, Putumayo, San Andrés, Caquetá y Amazonas.

Del total de familias, 10.417 son del Amazonas, 35.197 de Caquetá, 6.192 del Cauca, 168.796 de Nariño, 35.984 de Putumayo y 3.381 de San Andrés.

El subsidio equivale a un 50 % y 40 % del consumo de subsistencia, para los estratos 1 y 2, respectivamente.

Las familias de los seis departamentos que no puedan pagar el costo del gas, tendrían que volver a utilizar leña para cocinar.

El presidente de Gasnova, Alejandro Martínez, explicó que en el Presupuesto General de la Nación 2020, el Gobierno Nacional planteó solo $30.000 millones para subsidios al GLP en cilindros y la infraestructura de redes de distribución, lo cual implica una reducción de 66% frente a lo aprobado para 2019, año con el que se contaron con recursos por el orden de $90.000 millones.

“Al no tener subsidios, algunos usuarios tendrán que volver al uso de la leña para cocinar sus alimentos. Esto incrementará en las familias más pobres las afectaciones de salud respiratoria y también aumentará la deforestación”, dijo Martínez.

Según la más reciente encuesta de calidad de vida del Dane, en el país hay 1,7 millones de familias que usan fogones con leña o el carbón. 

El Ministerio de Ambiente asocia mil muertes al año en el país causadas por la contaminación intramural asociada a estos combustibles.

Este problema de salud pública le representa al país, según datos de 2014 del Banco Mundial, recursos por el orden de $1,1 billones para atender los impactos en la salud.

Los subsidios también tienen una gran importancia en reducir la deforestación que aumenta cada año, mientras que en 2017 se registraron 219.973 hectáreas el año pasado fueron 280.000 hectáreas.

Image
Daniel Villán Bustamante