Escuchar este artículo

Ibagué y Armenia, donde más creció el precio de la vivienda

La ANIF proyecta un panorama con diferentes desafíos para el sector de la construcción en 2023.

En el tercer trimestre de 2022, el sector construcción creció un 13,4%, por encima de la media de la economía y destacándose como uno de los sectores impulsores del crecimiento del país, según el Reporte ANIF del Sector Construcción (RASEC) de diciembre.

En su informe, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) precisó que, por subsectores, el desempeño más significativo lo tuvo edificaciones, con un crecimiento del 19,4% anual, superando a actividades relacionadas y obras civiles por más de 6%.


Lea además: Las 10 empresas que tuvieron más ingresos en Norte de Santander


Mientras que el apartado negativo fue obras civiles, que si bien tuvo un crecimiento positivo de 1,5%, estuvo alejado de la dinámica del resto del segmento constructor y sigue mostrando la debilidad del sector de la infraestructura, distante de su situación prepandemia.

La ANIF resaltó que, aunque se han moderado en meses recientes, los precios de los insumos de construcción siguen afectando la viabilidad de proyectos y su cierre financiero, pues, tanto el Índice de Costos de la Construcción de Edificaciones (Ícoced) como el Índice de Costos de la Construcción de Obras Civiles (Ícociv) del DANE presentan variaciones año corrido por encima del 9%.

El informe subrayó que el precio de la vivienda nueva en el segundo trimestre aumentó 1,98% (1,90% en apartamentos, 2,09% en casas), siendo la variación anual de 8,46%, superior en 3% al mismo dato de 2021. En lo corrido de 2022, el indicador tiene un alza de 6,84%. Ibagué y Armenia son las ciudades con más incrementos en los precios, del 18,69% y 16,00%.


Le pueden interesar: Ísimo, las tiendas de Olímpica que reemplazarán a Justo & Bueno, llega a Cúcuta


Un 2023 con retos

De acuerdo con la ANIF, el 2023 presenta un escenario diferente para el sector constructor; siendo que las áreas infraestructura y edificador están a la espera de la política de Gobierno para los próximos cuatro años.

“Para el sector de la infraestructura será importante conocer el futuro de las Alianzas Público Privadas (APP) y del cupo de vigencias futuras, de las decisiones estratégicas de los proyectos de la nación, la capacidad de endeudamiento, seguridad jurídica, entre otros elementos”, señaló la entidad.

Por el lado del subsector edificador, será importante conocer el futuro y las inversiones de los subsidios de demanda, los procesos de habilitación de suelo, la evolución de las tasas de crédito hipotecario y la política de vivienda.


Lea aquí: Avianca revela su plan de vuelo para el 2023


En el Rasec se destacó que la construcción está en riesgo de volver a pasar a la cola del crecimiento, lo cual repercute en el aparato económico nacional, porque “es la actividad con el segundo mayor multiplicador de la economía, después de la manufactura”. 

Por eso, para la ANIF, los riesgos son numerosos y estarán presentes en el transcurso del venidero año; se espera que los distintos actores y el Ejecutivo Nacional tomen acciones para que estos sean moderados y el sector no pierda el dinamismo que está mostrando. Agregó que, para el Gobierno, el reto es mayor, debido a que existe muy poco margen fiscal para las necesidades de múltiples sectores.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Sábado, 31 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión