Escuchar este artículo

La informalidad laboral cobija a 243.000 personas en Cúcuta

Martes, 15 de Febrero de 2022
La tasa de informalidad en Cúcuta es la más alta de todo el país y se suma a la de desempleo y pobreza.

La proporción de población ocupada de manera informal en Cúcuta alcanza una tasa del 70,5 %, la más alta del país, esto quiere decir, que el año pasado en la ciudad unas 243.000 personas trabajaron en la informalidad por lo que no contaron con beneficios como los de seguridad social, ni pagos obligatorios a salud y pensiones.

El número de empleos informales aumentó en 20.000 frente a 2020 reflejándose en estas cifras que se soportan en que pararon las restricciones por la pandemia y todas las actividades comerciales retomaron.

A diciembre de 2021, en Cúcuta, de las 345.000 personas ocupadas, 243.000 lo hacían de manera informal. Solo 102.000 son formales, es decir, reciben todos los beneficios de ley.


Le puede interesar: Organización Bless, un éxito cucuteño, ahora en Las Vegas

Para Christian Samir Méndez Castillo, profesor de la Universidad Simón Bolívar e investigador del Observatorio Regional del Mercado de Trabajo de Norte de Santander (Ormet), estas cifras demuestran que en la región la actividad económica predominante es el comercio. Los ingresos están en función de actividades como el alojamiento, los restaurantes, empresas familiares o de no más de dos empleados.

“Desafortunadamente, las personas viven del rebusque y lo que se crean a diario son micronegocios que no tienen un impacto fuerte en la generación de empleo”, sostuvo Méndez.

Para Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, la mayor proporción de informalidad en ciudades como Cúcuta está explicada porque, precisamente, presenta mayor tasa de desempleo, por lo que las personas recurren a cualquier medio para generar ingresos.

“La informalidad laboral es la alternativa al desempleo a la que miles de cucuteños acuden ante la falta de oportunidades, el informal labora en ocasiones en situaciones de alta incertidumbre, riesgos y desprotegido al no contar con las prestaciones de ley”, explica Alexander Botello, profesor e investigador del Programa de Economía de la Universidad de Pamplona.

Informalidad en Cúcuta

Esta es la tasa de informalidad en el país

Y agrega que “comprender la informalidad implica también comprender el desempleo, sus explicaciones y el aparato productivo  que en el caso de Cúcuta más del 97% está compuesto por la micro y famiempresa, que son compañías de menos de cinco trabajadores y con bajos niveles de productividad, por tanto con capacidad limitada de absorben el trabajo o generar nuevos puestos de trabajo, en esta situación los cucuteños que no consiguen empleo, optan por el trabajo informal”.

De acuerdo con el reciente estudio económico elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en el país es prioritario reducir la informalidad y fomentar una igualdad de oportunidades educativas para impulsar la formalidad deseada.


Lea también: Mantener los subsidios, el consejo de la OCDE para mejorar el empleo

La débil productividad, explica el informe, se debe también a las regulaciones que dificultan la entrada al mercado de empresas nuevas y por barreras arancelarias y no arancelarias que obstaculizan una mayor participación en el comercio internacional y en los flujos de inversión.

En contraste

Actualmente, según la Cámara de Comercio de Cúcuta, en la región, además de su ubicación geográfica, cuenta con más de 25 incentivos tributarios que buscan impulsarla como atractiva para la inversión nacional y extranjera.

Según registros de la entidad, en Cúcuta, a corte de 2021, habían activas 42.721, una cifra alta si se compara con 2020 cuando solo 10.980 empresas lograron renovar su registro, debido a la afectación generada por la pandemia.

Sin embargo, en la región, el tejido empresarial pertenece al sector terciario de servicios. La actividad económica predominante es el comercio de todo tipo, principalmente, al por menor en establecimientos no especializados con surtido compuesto de alimentos, bebidas, seguido por comercio al por menor de prendas de vestir, sus accesorios y calzado.

Y esto se traduce en que el 47% de actividad económica corresponde al comercio, el 14% a la industria manufacturera, el 9% al servicio de alojamiento y comida y el 4% al sector de construcción.

La mayoría de las empresas registradas en  la Cámara de Comercio de Cúcuta son microempresas, solo se encuentran con registro activo 53 empresas grandes y en su mayoría pertenecen al sector servicios.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Magaly Rubio
Magaly Rubio

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda