Escuchar este artículo

La innovación y el comercio electrónico, los nuevos retos de las empresas

Sábado, 22 de Abril de 2017
Quienes se han metido en esta tendencia han registrado resultados positivos.  

Aunque es muy incipiente el trabajo que están haciendo los empresarios de Cúcuta en el tema de la innovación, quienes lo han hecho han registrado resultados positivos.   Las capacitaciones y planes de negocios ajustados al mercado han sido un pilar de desarrollo y crecimiento.

Aunque  el comercio electrónico es un trabajo que da buenos resultados en poco tiempo, requiere de una labor de mercadeo fuerte y de un equipo que debe estar en constante cambio; además, adaptarse a los nuevos tiempos. En Cúcuta hay empresarios que le están empezando a apostar a nichos de mercado nuevos a través del comercio en línea.

En ese sentido, el programa Pactos por la Innovación que se está llevando a cabo en Cúcuta conjuntamente con Colciencias y la Cámara de Comercio, ha acompañado a varios empresarios en esta labor y ha contribuido al crecimiento de algunos negocios a través de nuevas plataformas digitales. Aquí un ejemplo:

Un modelo de negocio digital en Cúcuta

Una de las empresas que empezó a incursionar en el comercio en línea en Cúcuta y que participó en el primer programa de Pactos por la Innovación, fue Aguamar Diseños, una pequeña empresa de dos hermanas que empezaron a vender trajes de baño por encargo, luego iniciaron  su comercio a través de internet y hoy en día encontraron un nicho de mercado de venta de bañadores de playa para la comunidad de Lesbianas, Gais, Bisexuales y personas Transexuales (LGBT).

Carolina Contreras, gerente de la empresa, indicó que este ha sido un nicho de mercado al cual le están apostando a pesar del tabú y la discriminación que aún hay por la comunidad gay.

“Desde el 2010 empezamos el negocio de venta de trajes de baño para damas, sin embargo, con el tiempo decidimos apostarle a la venta de bañadores para caballeros y luego  con el programa Pactos por la Innovación  hicimos un estudio de mercado y encontramos un nicho nuevo al cual aportarle: la comunidad gay”, destacó.

Elaboramos bañadores para la comunidad LGBT con diseños personalizados, colores destacados y con telas ajustadas a la moda  en trajes de baño, indicó Contreras.

Aunque aún hay un tabú sobre el tema de la comunidad gay, es un mercado que ha tenido buena aceptación,  y están haciendo alianzas con una fundación  para promover el negocio.

Aguamar Diseños no cuenta con una tienda física, tiene su sistema de producción, pero sus prendas las muestran a través de la web, Facebook e Instagran.

La gerenta informó que el 40% de sus productos los distribuye en Cúcuta y el 60% hacia zonas como la Costa Caribe, Medellín, Cali y Bogotá. Esperan iniciar exportaciones hacia el Caribe el próximo año.

Plataformas digitales, un aliado

Anur Aguilar,  peruano experto en temas de innovación y quien ofreció una conferencia en la Universidad de Santader, señaló que las empresas del siglo XXI deben adaptarse a los nuevos cambios porque  los modelos de negocio actuales son mucho más eficientes, cambiantes, y rentables que los modelos viejos.

Las empresas para ser innovadoras deben desprenderse de su zona de confort y cambiar el paradigma de ser la empresa más sólida del mercado, por ser la empresa más flexible, “el éxito está en poder adaptarse y moldearse a los nuevos desarrollos de negocios”, destacó.

“Hace tiempo escuchábamos en publicidad ‘somos las empresa más sólida del mercado’, pero ahora este concepto ha cambiado, el mensaje debe ser ahora ‘La empresa más flexible del mercado’,  destacó Aguilar.

Hay que pensar que la innovación no tiene que ver con una restricción tecnológica, sino mental, no se trata de mucha tecnología, tener gran capital, ser financieramente grandes o tener un centro logístico. Lo primero que se debe es estar abiertos a observar, analizar y ejecutar, y sobre todo, abiertos a los cambios, y a sacrificar el éxito pasado para aprovechar las plataforma digitales.

¿Cómo está Colombia en el tema de la innovación?

En Colombia y en América Latina hay muchos grupos humanos y empresas que están innovando y generando nuevos emprendimientos, sin embargo, hay un camino muy largo que recorrer si comparamos a Suramérica con países como Alemania, Estados Unidos, Canadá.

Un trabajo importante que debe hacer el gobierno en este sentido es crear las condiciones adecuadas para que estos grupos empresariales que están innovando no migren hacia otras ciudades,  para que estas generen desarrollos en su misma región y aporten a la economía regional.

“Es decir, que la persona que está teniendo éxito en Colombia no esté pensando en migrar a otro país para seguir creciendo, sino que tenga las condiciones en su país para que pueda seguir desarrollándose y aportando a su economía, local o regional”, destacó.

Anchos de banda, internet, facilidades laborales, y mecanismos que promuevan el mercado son las facilidades que deben crear los gobiernos   para que las empresas empiecen a crecer.

¿Cómo observa a Cúcuta en los temas de innovación?
 
En el siglo XIX las ciudades costeras, que tenían mayor salida, eran las que podían desarrollarse mucho mas rápido, esas eran las condiciones del pasado.

Pero ahora, con las nuevas plataformas tecnológicas, con mejores vías, y con la globalización, ciudades como Cúcuta no deben tener esas restricciones, ya no hay fronteras gracias al  comercio digital, y ese es un plus que deben aprovechar los empresarios de Cúcuta.  

Si Cúcuta quiere invertir en algo para sobresalir al mundo debe invertir en plataformas y puertos digitales con entradas y salidas muy fuertes y rápidas, con condiciones y legislaciones que permitan explotar aún más estas ideas.

Uruguay lo está haciendo, un país muy pequeño lo está haciendo, está colocando el dinero para dar ese paso adelante.

El mercado para Cúcuta debe ser ir más allá de Venezuela y Colombia, su mercado potencial debe ser  Asia, Europa,  Estados Unidos y el resto del mundo,  no debe haber distancias a nivel digital o virtual.

La oportunidad de tener a Venezuela cerca es la misma que tienen los empresarios  con otros países a través del comercio digital.

Image
Cenay Sánchez