Escuchar este artículo

La mini y la maxi, prendas muy cómodas y versátiles

Martes, 2 de Julio de 2019
Fue usada en culturas primitivas por hombres y mujeres.

La  falda, es una de las prendas de vestir que sobrevive y con el paso de los años, ha pasado por muchos cambios. Han variado en cortes, siluetas, materiales y estampados, pero definitivamente llegó y se quedó para ser símbolo de feminidad y hoy en día de comodidad. 

Fue usada en culturas primitivas por hombres y mujeres, luego se fueron añadiendo plisados egipcios, trenzados romanos y entre los siglos V y  XVI las faldas eran piezas llevadas desde el busto hasta los tobillos, en materiales pesados y colores oscuros. 

En los 50 aparece Cristian Dior y llega con su colección ‘New Look’ con cinturas muy marcadas y faldas muy amplias con mucho vuelo, con largos abajo de la rodilla y cuatro años más tarde ideó la falda lápiz uno de los íconos de esta época. 

Según la diseñadora Lucy Barragán “hoy en día casi todas las mujeres tienen por lo menos una falda en su guarda ropa, algunas largas otras cortas, estampadas o unicolor según la tendencia, la estación o simplemente por comodidad y gusto. 

Catalina Barragán agrega que: “Lo importante es conocer muy bien tu cuerpo y escoger prendas que vayan de acuerdo con tu personalidad, profesión, gusto y  que te hagan sentir confortable y elegante cuando lo necesites y por su puesto muy chic. Si se quiere usar falda, ahora existe la posibilidad  con lentejuelas de día con tenis y camiseta, o en jean con tops lujosos y zapatos muy altos,  solo tienes que encontrar tu estilo y hasta crear tu propia tendencia y atreverse”.

Image
Colprensa
Colprensa