Escuchar este artículo

La reactivación ha impulsado la recuperación del empleo

Miércoles, 2 de Marzo de 2022
La clave para lograr mantener una reducción progresiva del desempleo y la informalidad está en diseñar políticas públicas a largo plazo.

 

Los alcances que ha tenido la reactivación económica comienzan a reflejarse – de manera temporal – en las cifras de desempleo e informalidad en Cúcuta. Sin embargo, si se quiere que estos efectos se mantengan en el tiempo, de acuerdo con expertos, tendrían que adoptarse medidas a largo plazo que transformen el mercado laboral.

El más reciente informe de Mercado Laboral expuesto por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) que mide el comportamiento durante el trimestre comprendido entre noviembre de 2021 y enero de 2022, se evidencia una significativa reducción en la tasa de desempleo en la ciudad al alcanzar el 12,9%, 3,7 puntos menos que en 2019, antes de la pandemia.

La tasa de informalidad, aunque bajó a 67%, sigue siendo la más alta del país.

Para Christian Samir Méndez Castillo, profesor de la Universidad Simón Bolívar e investigador del Observatorio Regional del Mercado de Trabajo de Norte de Santander (Ormet), estas cifras si bien muestran mejorías, no significan un avance de fondo.

“Hay que seguir haciendo seguimiento, mirar si realmente hay una tendencia a bajar en la tasa de desempleo, porque, aunque hay un avance, este no será significativo, mientras no se generen políticas públicas que impacten la informalidad y fortalezcan el mercado laboral en la región”, manifestó Méndez.


Le puede interesar: Por cada dólar que suba el petróleo, el país recibe US$130 millones

Además, explicó, que este comportamiento en los indicadores puede estar relacionado al proceso de reactivación que se viene dando tras los momentos más críticos de la pandemia, es decir ante la disminución de las restricciones y la percepción de normalidad que ha permitido que muchos empleos se hayan recuperado. 

También hay que tener en cuenta que el trimestre analizado comprende la temporada decembrina donde normalmente las cifras de ocupación tienden a subir ante la demanda del sector comercial.

“También hay que tener en cuenta que esa disminución en la tasa desempleo gran parte la absorbe la informalidad que sigue siendo la más alta del país (67,0%). No podemos olvidar que la mayor parte de la generación de ingresos en la región es producto de ese empleo informal”, apuntó Méndez.

Alexander Botello, profesor e investigador del programa de economía de la Universidad de Pamplona, coincide en que la reactivación ha sido un factor fundamental y que va acorde con la tendencia nacional en materia de recuperación laboral, pero expone que existe otro factor.

“Han aumentado en cerca de 25.000, las personas que han decidido quedarse “fuera” de la fuerza laboral lo cual puede ser explicado por varias razones, desde personas que volvieron a dedicarse al estudio estudiar, dejando el trabajo y otros que se cansaron de buscar empleo y al no encontrar desistieron, entre otros”, contó Botello.


Lea también: ¿Subirá el precio del arroz durante el primer semestre?

Aunque el panorama comienza a dar pasos de mejoría, en su más reciente visita a Cúcuta, Juan Daniel Oviedo, director del (DANE), le dijo a La Opinión que “si Cúcuta quisiera diseñar una estrategia para alinearse a los niveles que tenía antes de la pandemia tendría que buscar cómo reducir una tasa 8,2% puntos porcentuales, lo que cual es bastante difícil en un escenario donde se depende de una manufactura que no se ha podido reactivar y del comercio que está creciendo, pero no está generando la misma cantidad de empleo”.

 
Esfuerzos estatales

Aunque desde la administración municipal se han creados programas que buscan fortalecer el tejido empresarial y generar más vinculación laboral, todavía hay 59.000 personas que empezaron 2022 sin trabajo.

Según Sergio Maldonado, secretario de Desarrollo de Cúcuta “es necesario seguir dinamizando el mercado laboral a través de estrategias que se iniciaron en 2021, como la Ruta del Empleo, que facilita la búsqueda de trabajo a cesantes y de trabajadores a las empresas, las escuelas-taller, que se han venido implementando en los sectores de calzado y confecciones para formar en habilidades requeridas por las empresas; además de una nueva versión del programa de empleo joven para posibilitar primeras experiencias laborales a recién graduados”.

Así mismo, Juan Diego Peña Canal, secretario del Banco del Progreso, afirmó que “se deben seguir favoreciendo el crecimiento y la capacitación de las microempresas locales, así como la generación de nuevos emprendimientos en la ciudad que se trasforman en más empleos a mediano plazo”.


Lea aquí: ¿Cómo enfrentar la escasez de talento en el mercado laboral? 

 
Otros datos
  • El informe también evidencia la población en edad de trabajar aumentó en el último trimestre (764.000) frente a 2020 (733.000) y 2021 (754.000). Sin embargo, está por debajo las cifras de 2019 (916.000).
  • En cuanto a la población económicamente activa, que son las personas en edad de trabajar, que trabajan o están buscando empleo, la cifra disminuyó a 469.000 frente a 2020 (474.000) y 2021 (481.000). En 2019, esa población llegaba a 443.000.
  • En el trimestre noviembre 2021-enero 2022, la población ocupada fue de 400.000, mientras que la desocupada llegó a 59.000. Aunque ambos indicadores han subido con respecto a años anteriores, el 7,72% de las personas que pueden trabajan no han logrado vincularse al mercado laboral.

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda