Escuchar este artículo

Los cuatro cambios que propone Nicolás Maduro

Jueves, 26 de Julio de 2018
Incluye reducción de cinco ceros al bolívar, revisión del régimen cambiario y un plan para fortalecer las reservas internacionales.

Para José Guerra, diputado opositor y economista venezolano, las recientes medidas económicas dictadas por el presidente Nicolás Maduro, no frenarán el proceso hiperinflacionario que atraviesa el país caribeño.

En los anuncios “no hay medidas fundamentales para corregir las causas de la hiperinflación, que son básicamente de orden fiscal y monetario, entonces estas medidas no van a resolver el problema”, dijo Guerra entrevistado por la radio privada Onda.

“La solución es desregularizar la economía con un plan económico coherente”, añadió el también expresidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional.

“De la hiperinflación solo se sale con reformas económicas profundas. Así han terminado todos los casos”, dijo a Henkel García, director de la consultora Econométrica, señalando que estos fenómenos no se mantienen de forma permanente, como demostró el caso de Zimbabue.

Y es que uno de los principales objetivos del primer mandatario de los venezolanos con el nuevo plan de salvamento para la economía del país, al que llamó ‘Políticas para un nuevo comienzo’,  es lograr normalizar la inflación, algo que a la vista de los analistas no se logrará, dado que según los últimos indicadores entregados por el FMI este año la cifra cerrará en 1.000%.

El esquema planteado por Maduro incluye la reducción de cinco ceros al bolívar, la revisión del régimen cambiario y un plan para fortalecer las reservas internacionales.

Una moneda sin cinco ceros

En el nuevo plan, la principal apuesta es la de quitar cinco ceros al bolívar y no tres como se había dicho anteriormente, cuando habló por primera vez de lo que se llamará el ‘bolívar soberano’.

El nuevo cono monetario -con denominaciones que se adaptan más a la hiperinflación nacional-, estará a cargo de los ministros del área económica, quienes está semana deberán explicar todo sobre su funcionamiento.

Este, dijo Maduro, es “un nuevo sistema monetario (...) para estabilizar y cambiar la vida monetaria y financiera del país de manera radical”, expresó.

El líder chavista señaló que los nuevos billetes entrarán en circulación el 20 de agosto tras asegurar que el Ejecutivo ya dispone de estos papeles, acallando a diputados opositores que denuncian que estas nuevas denominaciones aún no están en el país.

Lea también Maduro dice que reducirá 5 ceros al bolívar

“Va a tener una base de cambio e intercambio basado en la moneda el petro, cuyo precio se determina de acuerdo al valor de la cesta petrolera venezolana”, agregó Maduro sin mayores explicaciones. El Petro, vale recordar, es la criptomoneda oficial de Venezuela, lanzada en 2017 también por el mandatario.

El vicepresidente dijo que esta reconversión “recupera” el valor del bolívar y que su apoyo en la criptomoneda servirá “para darle mayor fortaleza, estabilidad” a la moneda venezolana. “El valor referencial estará anclado al valor del Petro, nuestra moneda de recién creación, que estará asociada al precio de la canasta de petróleo venezolano”, dijo.

El Petro, la moneda virtual venezolana, determinará el nuevo valor del bolívar.

¿Habrá libre flujo de inversiones? 

La otra apuesta de Maduro, según sus propias palabras, es “restituir totalmente el poder adquisitivo de la nación”. Para lograr esto, el dirigente dijo la Asamblea Nacional Constituyente –integrada solo por chavistas- revisará una nueva ley en materia cambiaria para permitir el “libre flujo” de inversiones en el país, regido por un control estatal de las divisas.

“Un nuevo proyecto constituyente sobre ilícitos cambiarios (...) con el propósito de incentivar y permitir la inversión en moneda extranjera y eliminar las barreras de ilícitos cambiarios correspondiente a otros tiempos”, dijo el mandatario desde el palacio presidencial en Caracas.

Maduro señaló que esta decisión se ajusta a “las políticas del nuevo comienzo” económico con el que la llamada revolución bolivariana busca “entrar en un nuevo tiempo que permita el libre flujo de esta inversión que necesita el país”, aquejado por una severa crisis.

De banco a petrolera

La tercera propuesta de Maduro para la nueva era de la economía venezolana es la de entregar al Banco Central de Venezuela (BCV) una reserva petrolera para, según dijo, fortalecer el músculo financiero y las reservas internacionales del ente Emisor así como su capacidad de pago.

De acuerdo con la información oficial, el BVC podrá contar con los recursos que arroje el bloque Ayacucho 2, 

Se trata, según explicó, de un bloque llamado Ayacucho 2, ubicado en la rica Faja Petrolífera del Orinoco (oriente del país) y “consistente en 29.298 millones de barriles petroleros certificados para entregárselos como parte del respaldo de la emisión de activos financieros y como parte de las reservas financieras del BCV”.

“Un paso histórico, ahora el BCV regentará y emitirá los documentos financieros necesarios y suficientes para fortalecer su capacidad de pago, las reservas internacionales y el músculo financiero”, prosiguió.

El jefe de la llamada revolución bolivariana detalló que esta entrega se hará a través de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y que el Emisor deberá “fortalecer la disposición de moneda libremente convertible”, así como “la capacidad del país de atender sus necesidades en el mercado de divisas convertibles”.

Importaciones sin impuestos

El equipo de Gobierno de Maduro coincidió además en librar de impuestos la importación de varios ítems relacionados con la producción, medida con la que se busca acelerar el crecimiento del país, aquejado por una severa crisis económica.

“Decreto para proceder a exonerar de impuestos y desgravámenes a la importación de todos los bienes de capital, materias primas e insumos y agroinsumos, repuestos, maquinaria y equipos productos manufacturados”, dijo el mandatario.

Explicó que la exoneración durará un año y se pondrá en marcha de inmediato “según los códigos arancelarios que deban remitirse en los respectivos ministerios e instituciones tributarias del país”, sin ofrecer mayores explicaciones al respecto.

Image
EFE