Escuchar este artículo

Luz verde al fondo de estabilización de precios

Miércoles, 4 de Diciembre de 2019
Los caficultores viven el día a día con más incertidumbre que certeza.

En todas las regiones de Colombia, los caficultores viven el día a día con más incertidumbre que certeza, principalmente por la volatilidad en sus ganancias y su dependencia con la tasa de cambio y el precio en la bolsa.

Pese a esta montaña rusa, este año el sector ha logrado los mejores indicadores al alcanzar un incremento del 80 % en la productividad (20,5 sacos por hectárea) y un crecimiento del 6,3 % en las exportaciones.

Los productores pasaron el 2018 y gran parte del 2019 vendiendo sus cargas con un precio promedio de $871.000, muy por debajo de lo que les cuesta producirla, pero a menos de un mes de acabarse el año, los astros se alinearon a su favor.

Hoy, la carga de la calidad seco de trilla, de 125 kilos, se está pagando sobre el millón de pesos en promedio.

Roberto Vélez Vallejo, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, explicó en el marco del Congreso Nacional Cafetero, que aunque esta coyuntura da un respiro a los productores, no les puede permitir confiarse.

Por eso, los invitó a enfocarse más en producir cafés especiales o de alta calidad, que no dependen del nivel de la bolsa o el dólar.

El ministro de Hacienda y Crédito Público, Alberto Carrasquilla, coincidió en esta afirmación al señalar que hoy los cafeteros pueden reunirse a hablar de cómo aumentar la calidad del grano y ya no de cómo sobrevivir.

Para enfrentar el flagelo de la volatilidad, el sector tuvo puestas sus expectativas en el Fondo de Estabilización de Precios, que este año fue creado por ley en el Plan Nacional de Desarrollo.

Carrasquilla explicó que por ahora está pendiente la firma del contrato de administración de este fondo, que estaría a cargo de la Federación y que se tiene prevista antes finalizar el año para empezar a operar en 2020.

Además, señaló que hay más de $180.000 mil millones listos para poner a andar el fondo, recursos que quedaron disponibles del apoyo al precio del café asignado el año pasado durante la crisis y recursos de este año.

También presentó la propuesta para que gobernadores y alcaldes del país puedan destinar dineros de las regalías.

“Aún estamos definiendo los mecanismos para hacer los ajustes necesarios porque este fondo se basa en que en tiempos buenos ahorramos y en malos sacamos”, dijo el ministro.

Por su parte, Vélez recordó que la producción cafetera llegó a los 14,3 millones de sacos, con corte a noviembre, por lo que añadió que de nuevo la caficultura será motor de la economía colombiana.

El café se nutre con turismo 

El primer día del Congreso Cafetero también contó con la presencia del ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, quien centró su intervención en dos temas fundamentales: el potencial que tienen el sector cafetero en el turismo y una mayor dinámica en materia de exportación.

Según Restrepo, el desarrollo cafetero puede nutrirse de más experiencias turísticas entorno al café especial, aprovechando que los consumidores modernos quieren saber de dónde viene el producto que toman.

“Estos nuevos consumidores quieren saber quién produjo ese café, en qué condiciones y cómo fue su producción”.

Al respecto, Vélez agregó que Colombia tiene una gran ventaja con el Paisaje Cultural Cafetero, que se convirtió en una referencia del país y no solo de sector.

Para esto, señaló que también es necesario contar con buenas vías de acceso y apoyo institucional.

Frente a las oportunidades de exportación, el ministro Restrepo explicó que Expo Dubái 2020 permitirá no solo vender país, sino productos como el café.

“Hay que llegar al mercado asiático con cafés especiales, el reto es incursionar en nuevos destinos”, agregó.

Actualmente, el 43,6 % del café colombiano llega a Estados Unidos.

“Aprovechar significa fábricas de internacionalización, nos acostumbramos al mercado nacional”, agregó.

En ese sentido, señalo que es necesario que el gran reto es aprovechar los acuerdos vigentes.

*Invitada por Fedecafé

Image
Katherine Villamizar Leal