Escuchar este artículo

Microempresas superan tasa de formalidad del 70%

Viernes, 27 de Abril de 2018
Las revelaciones fueron hechas por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF).

El bajo nivel de ventas, el aumento del costo de las materias primas, la alta competencia y el pago de impuestos,  fueron los principales problemas que enfrentaron las microempresas de Cúcuta y el país, durante 2017. 

Las revelaciones fueron hechas por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) en la primera Gran Encuesta a las Microempresas (GEM), donde recogió la información de 1.454 microempresas, ubicadas en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Pereira, Manizales y Cúcuta.

Los resultados del estudio, en donde se evaluaron temas como: situación actual, perspectivas, ahorro-financiamiento y acciones de mejoramiento, revelaron que a pesar de la alta cifra de informalidad que tiene el país, estos negocios tienen un índice de formalidad entre el 70% y 80%, entre los tres sectores: comercio, industria y servicios.

Al respecto, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez, señaló que gracias a la Ley 1429 de 2010, en el país se han formalizado 976.075.

A pesar de que más del 40% de los microempresario aseguro ahorrar su dinero en cuentas bancarias, más del 69% también dijo que el dinero se maneja en efectivo, con poca participación de los canales digitales.

Perspectivas 2018

Los microempresarios del país, señala la Encuesta, tienen perspectivas optimistas para el desempeño de sus negocios en la totalidad del primer semestre de 2018. Por ejemplo, el 44% de las mipymes asociadas al sector industria prevé un crecimiento de la producción. De igual forma, afirma el estudio, los microempresarios también le apuntan a un buen comportamiento de las ventas.

Finalmente,  el ministerio recordó que con el Programa de Transformación Productiva (PTP) también adelantan el programa Colombia Productiva para dar asistencia integral a pymes para que mejoren en productividad, optimicen el consumo de energía, reduzcan tiempos y costos de producción e implementen estándares de calidad.

Image
La opinión
La Opinión