Municipios y departamentos recibirán más recursos

Martes, 3 de Noviembre de 2020
Cifra histórica disponible para la inversión social directa.

Los recursos de las regalías provenientes de la producción de minerales e hidrocarburos impulsarán la reactivación económica de las regiones colombianas. 

Los municipios y departamentos del país tendrán más de $15,7 billones de disponibles para inversión social directa, en el periodo 2020-2021. 

Recursos que son posibles a la ley que reglamenta la Reforma al Sistema General de Regalías, aprobada por el Congreso de la República.

Esta cifra incluye asignaciones directas para las regiones productoras, las cuales se estiman en más de $3,8 billones de pesos.

La asignación local que recibirán los municipios con mayores necesidades básicas insatisfechas será por el orden de los $2 billones. 

Los recursos para la inversión regional será por más de $5,2 billones y saldos no comprometidos de vigencias anteriores

Se priorizarán inversiones en vías terciarias, electrificación rural, sector agropecuario, conectividad, agua potable y saneamiento básico. 

Estos saldos suman cerca de $4,7 billones de pesos, con corte al mes de agosto, según informó el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Cifra histórica

Con esta reforma, los municipios y departamentos contarán con una cifra histórica de regalías para inversión social y mayor autonomía en sus territorios.

Los $15,7 billones son comparables con lo que se requiere para construir 150 megacolegios, energizar a 100.000 familias.

Así como pavimentar 9.700 kilómetros de vías de un carril, construir 300 centros de salud de primer nivel y edificar 5.000 viviendas de interés social.

“Es el monto más alto de los últimos años destinado a obras para el cierre de brechas y la reactivación sostenible en las regiones”, dijo en su momento Diego Mesa, ministro de Minas.

Indicó que, por primera vez, se destinarán regalías para la protección del medio ambiente con un 5% para la conservación de áreas estratégicas y la lucha contra la deforestación.

Por su parte, el director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Luis Alberto Rodríguez, aseguró que con la aprobación del proyecto se saldan deudas de años.

La primera, más descentralización y autonomía al territorio al pasar de 1.152 a 8 órganos colegiados de administración y decisión (OCAD).

La segunda, más recursos para las zonas productoras que pasaron del 11 % al 25 %.

Y la tercera, la participación con voz y voto de los diferentes grupos étnicos en los diversos escenarios de decisión del sistema. 

Ciencia y paz

Además de destinarse recursos para el medioambiente, otros dos sectores también serán impulsados: ciencia, tecnología e innovación y la paz.

En cuanto a los recursos con destino a  ciencia, tecnología e innovación, con la nueva reforma se aumentan del 9,5% al 10%.

Y en el caso de los recursos para la paz, se acelera la destinación de un 7% el presupuesto de regalías para la implementación de una paz con legalidad.

Además, por primera vez, serán beneficiarios directos los pueblos indígenas, comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras.

Así como el pueblo Rrom o Gitano de un porcentaje de la asignación para la inversión local. 

Los proyectos serán priorizados y aprobados de forma autónoma en Instancias de Decisión conformadas por ellos mismos.

Equidad y participación 

Con la reforma al Sistema General de Regalías, el Gobierno Nacional cumple su promesa de llevar más regalías para las regiones productoras que le apuestan a la producción de minerales e hidrocarburos. 

Las asignaciones directas para estas regiones se duplican, al pasar del 11% al 25%. Se estima que para el próximo bienio serán cercanas a los $4 billones de pesos.  

Los departamentos con mayores asignaciones son Meta, que pasa de recibir más de $650.000 millones de pesos en bienio 2019-2020 a más de $1 billón de pesos para el bienio 2021-2022. 

Le sigue Casanare, que pasa de cerca de $300.000 millones de pesos a más de $670.000 millones de pesos; y Cesar, de más de $230.000 a más de $475.000 millones de pesos.  

La reforma también promueve la equidad con más recursos para los  municipios más pobres.

Más de 1.000 municipios con mayores necesidades básicas insatisfechas serán beneficiados con asignaciones que pasan del 10,7% al 15%. 

Se mantiene la inversión regional del 34% para proyectos de impacto regional con criterios de población, pobreza y desempleo. 

La reforma establece un periodo de transición para que, en el año 2021, los departamentos puedan agilizar las inversiones, viabilizando, priorizando y aprobando directamente los recursos de la asignación para la Inversión Regional. 

Para ello, se deberán hacer ejercicios de planeación, liderados por los gobernadores y los alcaldes, que faciliten la participación de diferentes actores regionales y locales.