Normalización del transporte fronterizo debe ser la prioridad: Colfecar

Sábado, 13 de Agosto de 2016
Con el cierre limítrofe, las exportaciones a Venezuela se redujeron un 29,07% en dólares y un 68,74% en toneladas.

Para el presidente de la Federación Colombiana de Transportadores de Carga (Colfecar), Juan Carlos Rodríguez Muñoz, los gobiernos de Colombia y Venezuela deben fijarse como prioridad la reapertura de la frontera para la normalización del transporte de carga y pasajeros y el restablecimiento pleno del comercio bilateral.

Los presidentes Juan Manuel Santos y Nicolás Maduro acordaron el pasado jueves la reapertura peatonal de los puentes Simón Bolívar y Unión, así como las medidas para incrementar la lucha anticontrabando y la violencia criminal en la zona limítrofe.

En entrevista a La Opinión, Rodríguez Muñoz planteó la necesidad de que Colombia adopte un plan de contingencia que le permita redireccionar sus exportaciones sin depender de Venezuela.  

El comercio bilateral se contrajo sustancialmente, pues las exportaciones a Venezuela se redujeron  un 29,07% en dólares y un 68,74% en toneladas. “Dada esta situación, Colombia debe tener un plan de contingencia donde pueda redireccionar sus exportaciones hacia otros países de la región”, expresó el dirigente.

Los artículos exportados que presentaron fuertes disminuciones fueron: productos plásticos y manufacturas de estas materias; máquinas, aparatos y material eléctrico; y artículos farmacéuticos.

Al analizar los poductos provenientes de Venezuela, se evidencia que presentaron una reducción del 23,84% en dólares, aunque las toneladas que ingresaron a Colombia registraron un incremento de 27,90%.

En efecto, el rubro de combustibles minerales fue el producto importado que presentó una gran reducción, pues pasó de 18.707 mil dólares  en 2015 a 828 mil dólares en 2016.

Rodríguez Muñoz sostuvo lo siguiente: “Aunque el cierre de la frontera - el próximo viernes 19 se cumple un año de haberlo decretado en forma unilateral el presidente Maduro - ha tenido un impacto negativo en la economía colombiana, la región más afectada ha sido el Norte de Santander, tal como lo muestran algunos indicadores macroeconómicos como la inflación (IPC) y el Producto Interno Bruto (PIB).

“En el caso del IPC, se estima que para el cuarto trimestre del año estará alrededor del 5%, mostrando así un incremento mayor que lo registrado en 2014 donde se ubicó en un 3%. Al analizar el PIB de Cúcuta se observa que tiene un comportamiento similar al de Venezuela, pues ambas economías comenzaron a presentar descensos a partir del 2013”.

Según el dirigente gremial, el cierre de la frontera ha generado un impacto en la percepción de la región, donde los sectores minero, comercio, alojamiento, logística, y transporte presentaron un bajo desempeño económico.

¿Cómo ha afectado a la industria del transporte, especialmente de carga?

Esta situación ha generado un impacto negativo, pues en primer lugar no permite el tránsito de mercancías y obstaculiza el transporte de carga internacional, en este sentido la demanda del servicio de transporte hacia el país vecino es inexistente. Actualmente, el sector cuenta con una sobreoferta en el parque automotor que oscila en 17 mil vehículos en el 2014; de acuerdo a cifras de Colfecar, en efecto, una disminución en la  demanda del servicio hacia Venezuela ahonda más  esta problemática. Lo anterior significa que una mayor oferta en el servicio de transporte contribuiría a que los fletes se depriman aún más.

¿Qué gestiones han hecho ante el Gobierno colombiano?

“Colfecar le indicó al Director de Integración Económica del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Andrés De La Cadena Ortíz, que ante la inminente apertura de la frontera se deben coordinar aspectos relacionados con la ratificación del Acuerdo Binacional para el transporte de carga por el Congreso colombiano; la permisología y su renovación. El gremio sostiene que lo anterior es necesario considerando que muchas empresas habilitadas internacionalmente tienen o pueden tener vencidos sus permisos, lo cual podría generar traumatismos al momento de la apertura; el nuevo paso fronterizo en el Puente Tienditas, entre otros”.

¿Qué tipo de carga era la que más se transportaba hasta hace un año de Colombia a Venezuela?

Entre los productos exportados a Venezuela que registraron disminuciones fueron: máquinas, aparatos y material eléctrico y sus partes, y materias plásticas y manufacturas de estas materias, en el primer caso durante el 2015 se exportaban 28 millones de dólares mientras que este año llegó a 13 millones, y para el último caso se pasó de 43 millones a 14 millones de dólares.

Por el lado de los bienes importados, hace un año, los combustibles participaban con alrededor del 17% en la canasta importadora de Colombia proveniente de Venezuela, hoy en día ese peso llega al 1%.  Ahora, al analizar las importaciones de plomo y sus manufacturas, se evidencia que durante enero a mayo de 2015 tenían un peso del 4% mientras que este año no se han realizado compras de este insumo proveniente de Venezuela.

En este momento los transportadores de las dos naciones están realizando operaciones de movilización de medicinas y productos perecederos de una manera casi que subrepticia y eso no se justifica en momentos en que hay una necesidad común y recíproca.

¿Las zonas de Colombia más afectadas?

Las regiones más afectadas son Atlántico, Guajira y Norte de Santander, en donde este último se ha visto afectado principalmente en el transporte del carbón, pues este producto se exportaba por Venezuela y ahora debe exportarse por Barranquilla o Santa Marta, donde el costo de transporte es mayor.

En este sentido, se observa que las exportaciones provenientes de Riohacha hacia Venezuela en el 2014 correspondieron aproximadamente a 250 millones de dólares, mientras que para el 2015 llegaron a alrededor de 100 millones de dólares.

¿Cuántos empleos se perdieron o se dejaron de generar en este último año?

En relación a la tasa de desempleo, se observa que Cúcuta registra una mayor tasa que el promedio nacional, pues de diciembre de 2015 a febrero de 2016, la capital del Norte de Santander registró una tasa de 17,5% mientras que el promedio nacional fue del 10,0%. Este comportamiento en la tasa de desempleo en la región fronteriza es reflejo de que la economía de Cúcuta está orientada a los Estados aleñados de Venezuela.
 
¿Cómo califica la posición del gobierno de Colombia en esta situación?

Que los resultados de las diversas reuniones entre los cancilleres han sido difusos, pues no hay un conocimiento claro de la reapertura de la frontera, consideramos que es importante que se agilice el proceso de normalización en la frontera para garantizar el restablecimiento del tránsito vehicular entre los dos países. Es necesario que se permita de nuevo y en forma rápida el paso de camiones para el transporte de carbón, productos y alimentos que están represados en las ciudades fronterizas de las dos naciones ya que las pérdidas para el sector son millonarias. Además, se deben tener en cuenta temas como el control al contrabando de combustibles y también se debe incluir la normalización del paso vehicular por la frontera.

¿Está de acuerdo en la reapertura de la frontera?

Por supuesto, ningún país puede sostener a largo tiempo una situación de aislamiento, y más cuando no tiene una industria sostenible, y menos en el caso de Venezuela que tiene un déficit en la balanza de cuenta corriente de 18 mil millones de dólares en el 2015.

Adicionalmente, las exportaciones de Venezuela a Colombia han disminuido progresivamente a partir del 2012, pues pasaron de 2 mil millones de dólares a mil millones en el 2015.

¿Cree que se podrá lograr esa reapertura en condiciones de seguridad y con plenas garantías?

Sí, ambos gobiernos por medio del diálogo pueden llegar a un acuerdo que beneficie al sector de transporte y al comercio internacional, de manera que los 500 vehículos que se encuentran afectados puedan normalizar sus operaciones y las personas puedan tener una frontera más segura y con mayores oportunidades en ambos países.

Ángel Romero | angel.romero@laopinion.com.co