Escuchar este artículo

¿Por qué la gasolina extra cuesta el doble de la corriente?

Martes, 10 de Mayo de 2022
Gasolina extra no tiene subsidio. Precios dependen de volatilidad del petróleo.

Gracias al Fondo de Estabilización de los Precios de los Combustibles (FEPC) los valores de la gasolina corriente en Colombia se han mantenido estables, sin fluctuar con los precios internacionales del petróleo, en momentos en que el barril del Brent alcanza cotizaciones de US$105,94, como ayer. Sin embargo, otro panorama es el de la gasolina extra.


Lea: Las empresas que lideran en los envíos individuales en Colombia


Actualmente, el costo por galón de este tipo de combustible es casi el doble de la corriente: mientras en las estaciones de servicio de gasolina (EDS) se cobra entre $8.700 y $9.000 por la corriente, la de extra ya bordea los $17.000 —el año pasado el precio promedio era $15.800, y en 2020 fue $11.268—.

Sujeta a volatilidad

Julio César Vera, ingeniero de petróleos y presidente de la Fundación Xua Energy, explicó que la gasolina extra, a diferencia de la corriente, no está cubierta por el FEPC, por lo cual su precio interno está sujeto al vaivén del precio internacional del petróleo, así como a las variaciones de la tasa de cambio, que se ha acercado a los $4.000 en los últimos días.

“Cuando se crea el FEPC en el año 2007, se toma la decisión de no incluir a la gasolina extra, así que esta tiene un precio liberado, que fluctúa mucho respecto a las condiciones del mercado internacional. Por lo tanto, son las estaciones de servicio las que fijan el precio según su criterio”, apuntó Vera.

De esta manera, en el anuncio que dio recientemente el Misterio de Minas y Energía de no aumentar este mes las tarifas de la gasolina corriente y el diésel, no está incluida la extra.


Conozca: En Cúcuta hay 92.520 micronegocios


Sube demanda, pese a precio

Según Vera, al ser la gasolina extra usada, en su mayoría, por vehículos de alta gama, no está subsidiada por el Gobierno. Sin embargo, añadió que el precio no es el factor que rige las decisiones de las personas que consumen este tipo de combustible.

“La gasolina extra tiene un consumo que ya es muy estable, que llega a un nicho de mercado donde sus decisiones de consumo no están asociadas al precio sino al tipo de vehículo que tienen y al significado de este. Es decir, sin tienes un vehículo de alto cilindraje le echas el combustible que exige, porque buscas preservar la calidad del motor”, explicó el experto.

Y es que, actualmente, el consumo de gasolina extra en el país estaría en un promedio diario cercano a los 7.000 barriles, una cifra que está por encima del consumo promedio de 2019, el cual fue de 3.600 barriles por día, y del promedio de 2020, que fue de 4.300 barriles.

Este aumento de la demanda de la gasolina extra en Colombia pese al alza en su precio, según explicó Ecopetrol en declaraciones pasadas, se daría por la preferencia de los colombianos a usar el transporte terrestre particular para viajar —que quedó producto de la emergencia sanitaria por covid-19—, y las mejoras a la calidad del combustible que ha hecho la petrolera en el último año, en las que redujo el contenido de azufre.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda