Reglas para el paso fronterizo de camiones no están claras: Colfecar

Miércoles, 5 de Octubre de 2016
No se sabe cuáles son las condiciones para ingresar al territorio venezolano, según el gremio.

Los transportadores de carga manifestaron que las reglas de juego para el paso de vehículos entre Colombia y Venezuela, tras la apertura de la frontera, no están claras, y piden al Gobierno pronunciarse porque la confusión es total.

El presidente ejecutivo de Colfecar, Juan Carlos Rodríguez Muñoz, dijo que no hay un comunicado oficial por parte del Gobierno o del Ministerio de Transporte, que indique cuáles son las condiciones para ingresar al territorio venezolano.

“Supimos de la apertura para 50 vehículos cargados de arroz, que venían de Arauca y que iban a pasar por Cúcuta; sin embargo, lo que hay es confusión. Nos dicen que podemos ingresar con SOAT y la póliza andina, pero nuestras empresas están habilitadas para el servicio internacional, por lo que no   se requeriría del SOAT”.

Afirmó, también, que el gremio tiene dudas sobre si las operaciones en la zona de Maicao y Paraguachón se deben hacer con declaraciones de tránsito aduanero internacional.

“Entendemos que las condiciones deben ser las que establece la Decisión 399 de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que son las mismas del convenio internacional, el cual no ha sido ratificado”, agregó.

Según Rodriguez, en Venezuela hay 160 vehículos represados, que no han podido pasar porque se les vencieron los certificados; y muchos de ellos necesitan ser reparados porque estuvieron más de un año sin prestar servicio.

“Le estamos pidiendo al Gobierno que dé un plazo mayor, tres meses de prórroga, para que puedan ingresar a territorio colombiano, hacer sus reparaciones, habilitarse, y volver a las operaciones internacionales”.

Sobre el acuerdo de transporte internacional, firmado entre Colombia y Venezuela hace dos años, el presidente de Colfecar manifestó que no se ha ratificado por los congresos de cada país, por lo que no tiene vigencia; por eso, el sector actúa con las reglas de la decisión 399, de la CAN.