Escuchar este artículo

Remesas más bajas desde 2009 en Norte de Santander

Lunes, 28 de Diciembre de 2015
Merman envíos desde España y Estados Unidos.

Los números en materia de ingresos no fueron buenos para Norte de Santander durante el 2015. A los resultados negativos de las ventas y compras en el exterior, se suma la caída de las remesas, que serían las más bajas desde 2009.

En 2013, los ingresos por remesas alcanzaron su punto más alto al llegar a 339 millones de dólares, de los que el 58,7% (199 millones de dólares), provenían desde Venezuela. Pero todo empezó a cambiar el 9 de febrero de 2014, cuando el gobierno de Venezuela suspendió las remesas hacia Colombia, argumentando que, aprovechando el diferencial cambiario entre el bolívar, el peso y el dólar, las personas habían convertido los giros en un negocio ilegal, que incluía papeles ficticios para demostrar el parentesco entre la persona que enviaba desde Venezuela y la que cobraba en Colombia.

Los resultados de la medida fueron inmediatos y ese mismo año las remesas al departamento apenas llegaron a 80,6 millones de dólares, una merma del 79,7% frente al resultado obtenido en 2013. 

En 2015, la cifra al parecer será mucho menor, pues entre enero y septiembre de este año solo se recibieron 40,1 millones de dólares. 

....

El presidente ejecutivo de la Asociación de Profesionales del Cambio de Norte de Santander (Asocambios), Juan Fernando González, explicó que este fenómeno ha reducido el poder adquisitivo de muchas familias, impactando el comercio en general y, por supuesto, la demanda de bolívares.

Algunos profesionales del cambio consultados coincidieron en que este menor flujo, tanto de pesos como de bolívares, también ha incidido en el deterioro de la cotización de la moneda venezolana en la zona fronteriza.

Aunque es innegable el impacto de la prohibición de las remesas venezolanas, al analizar los datos se puede percibir una merma en el envío de otros países, como España, Chile, Estados Unidos y el Reino Unido.

El economista Nelson García explicó que la reducción generalizada de la transferencia de divisas se da como consecuencia de la crisis de la economía mundial, que ha dificultado los ingresos de los connacionales que viven en países europeos y en Estados Unidos. Muchas de estas personas han tenido que regresarse y otros reducir sus gastos, aseguró.

Image
Jorge Andrés Ríos Tangua