Escuchar este artículo

Sector de combustible debe aumentar confiabilidad

Lunes, 3 de Enero de 2022
El alto consumo de combustibles en el 2021 fue considerado como una señal de la reactivación del sector.


La demanda de combustibles continuó su senda de recuperación influenciada por la reactivación y el crecimiento económico del país en 2021.

La demanda nacional de gasolina, diésel y jet alcanzó en promedio 302.000 barriles día (KBD), similar al consumo de 2019 (299 KBD), con un crecimiento del 27%, respecto a 2020.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Estos datos fueron revelados en el informe económico de la Asociación Colombiana del Petróleo y Gas, que entrega un balance del comportamiento de la demanda y los precios, así como sobre la inversión y la generación de empleo en la cadena de distribución, y la percepción del sector a mediano plazo.

El informe consolida información estadística oficial y los resultados de la encuesta realizada por la ACP a una muestra representativa de agentes de la cadena de distribución de combustibles líquidos.

Las cifras evidencian que, en 2021, el mayor crecimiento en gasolina se debió en especial a la reactivación económica, a la preferencia del uso de vehículos particulares y al aumento significativo de la demanda en zonas de frontera.

Lea aquí: El presupuesto de gastos es clave para cuidar su bolsillo

El crecimiento que se registró en la demanda enfrentó contingencias que evidenciaron la necesidad de aumentar la confiabilidad del suministro. Entre estas, los bloqueos durante el Paro Nacional, problemas operacionales en refinerías, y las restricciones a importaciones de etanol. Esto último ocasionó que el contenido de etanol de las gasolinas oxigenadas bajara del 10% normativo y oscilara entre el 4% y el 7%, en función de la producción de etanol nacional.

La reducción del porcentaje de mezcla requirió mayores importaciones de gasolina básica y, por lo tanto, aumentó la presión al sistema logístico.

“El consumo de combustibles es una señal de avances en la reactivación, este crecimiento esperado de la demanda implica la búsqueda de soluciones para aumentar confiabilidad y la eficiencia del abastecimiento”, afirmó Francisco José Lloreda, presidente ejecutivo de la ACP.

El líder gremial agregó que el sector debe ahora ampliar la infraestructura de transporte, desarrollar almacenamientos estratégicos y viabilizar las importaciones de terceros. “De esta manera, el sector de combustibles podrá ser más competitivo y asegurar abastecimiento a las industrias y el sector transporte en la reactivación y los años posteriores”, puntualizó Lloreda.

Lea además: Enero inició con alza en precio de combustibles

Para 2022 se espera un crecimiento del 10% versus 2021 (9% en gasolina y diésel, y 20% en Jet). La demanda de diésel superaría niveles prepandemia, y en el caso del jet se estima alcanzar el volumen de 2019 hasta 2023. A partir de 2023 y hasta 2030, la expectativa es un crecimiento del 3% anual (4% en gasolina, 2% en diésel y 5% en Jet).

“Al tiempo que el sector avanza en una diversificación de la matriz energética, las proyecciones indican que los combustibles líquidos continuarán siendo la principal fuente de energía para el sector transporte, y su demanda aumentará influenciada por el crecimiento económico del país, de ahí la importancia de adoptar políticas enfocadas en la garantía del abastecimiento y la mejora de la calidad de los combustibles que mueven a los colombianos”, afirmó el dirigente gremial.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda