Escuchar este artículo

Sin línea al gasoducto, bloque de la Paz no es atractivo

Lunes, 2 de Diciembre de 2019
La zona cuenta con un enorme potencial para la producción gas.

En el marco de la feria Energética, minera, de hidrocarburos y ambiental (EMHA), se llevó a cabo un panel en el que Andrés Sarmiento, secretario general de Naturgas; Luis Miguel Morelli, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y Manuel Buitrago, presidente y gerente de Gran Tierra en Colombia, discutieron sobre los desafíos de las industrias del gas y del petróleo en el país.

En el segundo ciclo de asignación de áreas para la exploración y explotación de hidrocarburos, se ofertó el área Catatumbo 4, llamado Bloque de la Paz, zona que cuenta con un enorme potencial para la producción gas.

Morelli había asegurado que el desarrollo de este bloque permitiría suministrar gas a todo el departamento, venderlo al interior del país y en un futuro exportarlo a Venezuela, especialmente al occidente del vecino país para la recuperación de la industria.

Sin embargo, en la subasta no hubo ofertas por el bloque, Morelli consideró que la falta de conexión del departamento al Sistema Nacional de Transporte de Gas y la estigmatización como zona violenta del Catatumbo son las razones que afectaron la llegada de la inversión extranjera.

Por eso, la ANH realizará una explotación directa en la zona a través de un programa de sísmica 2D de 140 kilómetros en el corregimiento Las Mercedes en Sardinata y también planean hacer un pozo estratigráfico con una profundidad de 9.200 pies en Tibú, para tomar muestras del subsuelo y obtener información geológica del potencial de gas de la zona.

Además, quieren reactivar los campos de Puerto Barco y Río de Oro para generar recursos para el departamento.

El bloque del Valle Medio del Magdalena 46, compartido entre los departamentos de Cesar, Norte de Santander (La Esperanza y Cáchira) y Santander, con potencial para extracción de petróleo, si recibió una oferta en la subasta por parte de la empresa canadiense Parex Resources.

La segunda subasta dejó compromisos exploratorios por alrededor de 500 millones de dólares, por 17 propuestas para 15 bloques.

En esta etapa no habrá adjudicaciones, porque para el próximo cinco de diciembre la ANH tiene previsto llevar a cabo la audiencia de depósito de contraofertas.

Mientras que el 12 de diciembre los primeros oferentes tendrán la oportunidad de presentar una réplica a las contraofertas y la suscripción de contratos será el 10 de diciembre.

Morelli resaltó que esperan terminar el año con la adjudicación de 31 bloques y compromisos de inversión de más de 2.700 millones de dólares para los próximos tres años en el sector.

Mercado del gas

El secretario general de Naturgas, Andrés Sarmiento, aseguró que el gran desafío de esta industria, que tiene 9,5 millones de usuarios en 730 municipios, es flexibilizar la regulación para facilitar la comercialización.

“La regulación del sector de gas natural debe ser más flexible con el fin que sea más fácil llegar a los usuarios, que los comercializadores tengan un producto más competitivo, con mejores precios, para que la gente pueda consumir un gas más asequible”, explicó.

Uno de los temas que se discutieron es que hace falta que entre los departamentos del interior y el norte de Colombia haya bidireccionalidad en el transporte del combustible para que se pueda negociar la oferta de gas natural de ambas regiones.

Sobre el caso de Norte de Santander, Sarmiento dijo que es importante seguir los proyectos exploratorios y de producción para desarrollar una oferta local y evaluar las posibilidades de conexión de la región al sistema nacional de transporte de gas natural.

Morelli resaltó que el transporte y la comercialización son el cuello de botella para desarrollar el potencial de la industria de gas en el país.

“Si se hace la exploración, pero no se tiene el transporte no se puede comercializar el gas, ese es el caso de Norte de Santander. La falta de conexión a Cúcuta no permite que haya un suministro permanente a la ciudad”, agregó.

Vale la pena recordar, que en septiembre la ANH presentó los estudios de prefactibilidad para construir un gasoducto de 140 kilómetros que conecte a Cúcuta con el Sistema Nacional de Transporte de Gas.

El estudio elaborado para la Unidad de Planeación Minero Energética, fue financiado por la ANH y el proyecto será ejecutado por una empresa privada. Para el gasoducto solo falta el cierre financiero que permita firmar el contrato.

La obra costaría 50 millones de dólares y la ANH está trabajando para lograr la cofinanciación por lo que presentará el proyecto al Ministerio de Minas y Energía para financiar los recursos que faltan con el Fondo Especial Cuota de Fomento de Gas Natural.

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda