Escuchar este artículo

Subsidio de desempleo llegó a 2.285 beneficiados en Cúcuta

Miércoles, 16 de Enero de 2019
Los afiliados de las cajas de compensación familiar recibieron capacitación para inserción o reinserción laboral.

En una ciudad tan afectada por el desempleo y la informalidad, las cajas de compensación familiar otorgaron 2.285 subsidios de desempleo como auxilio para los trabajadores cesantes.

Este beneficio permite que los trabajadores que dieron aportes durante al menos un año mantengan el acceso a la seguridad social.

Los beneficiarios al programa recibieron capacitación para inserción o reinserción laboral, pago de aportes en salud y pensión hasta por 6 meses, una cuota monetaria y un bono de desempleo por el valor de 1,5 salarios mínimos legales vigentes divididos en seis cuotas iguales.

Omar Pedraza, director administrativo de Comfaoriente, dijo que durante 2018 la entidad generó acceso a capacitación para 1.770 personas en diferentes habilidades técnicas y tecnológicas.

Por otra parte, 1.075 personas recibieron los subsidios para aportes de seguridad social en salud.

“La ciudad vive una difícil situación de desempleo, estamos comprometidos con  seguir los lineamientos del Ministerio del Trabajo para el 2019”, indicó.

De los afiliados a Comfaoriente, 708 personas recibieron una cuota monetaria y 1.013 personas recibieron el bono de alimentación.

El año pasado, el gasto de Comfaoriente fue de 153, 2 millones de pesos para cubrir las cuotas monetarias a corte de noviembre y 942,9 millones de pesos en bonos de alimentación.

Por su parte, Comfanorte benefició a 1.210 personas en 2018, quienes perdieron su empleo y estuvieron vinculas al sistema familiar por lo menos un año.

Mensualmente la caja de compensación recibió un promedio de 95 personas que aspiraban al beneficio del programa.

Comfaoriente por su parte recibió 1.243 solicitudes durante 2018.

Según proyecciones de Comfanorte para el 2019, tendrán entre 1.000 y 1.200 cupos para el programa.

Este mecanismo fue creado en la Ley 1636 de 2013, para garantizar la seguridad social de los trabajadores en caso de quedar desempleados.

Image
Daniel Villán Bustamante