Escuchar este artículo

Trabajadores de la región solicitan aumento salarial del 12%

Martes, 1 de Diciembre de 2015
La CUT en Norte de Santander pide considerar el alza de costos de los servicios, la productividad laboral y el poder adquisitivo.

Representantes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en Norte de Santander consideran que el incremento del salario mínimo debe ser de 12%, aseguran que la inflación superará el 6% a final del año y, por ende, el aumento salarial debe estar por encima de ese rango.

Los representantes de los trabajadores indicaron que para fijar el incremento del salario mínimo también se debe tomar en cuenta la pérdida del poder adquisitivo durante los últimos cuatro años, el alza de la canasta familiar en el tema de servicios, y la productividad laboral, que está en 2,5%.

En 2015, el incremento de salario mínimo fue 4,6%; sin embargo, la inflación superó el aumento fijado ese año.

Según el último informe del Dane, octubre fue el mes con la tercera alza más alta en los precios al consumidor, con 0,68 por ciento en 2015, llevando la inflación al 5,89 por ciento para los últimos 12 meses, la tasa anual más alta en seis años y medio.

“No fue el aumento del salario mínimo el factor que determinó la inflación tan alta en el año 2015, la razón fundamental es que el libre comercio devaluó el peso y hoy estamos sufriendo las consecuencias de una política que no impulsa el aparato productivo”, indicó Cesar García, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) en Norte de Santander.

El dirigente del gremio indicó que hacen falta políticas de apoyo a la producción de alimentos a nivel nacional; sin embargo, considera que el Gobierno está privilegiando la importación de alimentos, impactando a la inflación.

Igualmente, indicó que el Gobierno Nacional ha permitido el incremento de los precios regulados de algunos productos y servicios, impactando aún más el poder adquisitivo, tal y como ha ocurrido con el tema de costo de energía, por el fenómeno de El Niño.

Señaló que otro factor que puede afectar el poder adquisitivo en 2016 es la reforma tributaria, que al aprobarse impactará en uno o dos puntos el IVA, por tal motivo la Central Unitaria de Trabajadores pide un incremento del salario mínimo que supera el 10%.

“Norte de Santander no tiene una economía propia, depende de Venezuela, situación que ha traído consecuencias a la economía del departamento; por lo tanto, es necesario un tratamiento especial que permita dinamizar la economía regional”, señaló García.

En cinco días comienza la discusión del salario mínimo, hay varias posiciones al respecto, mientras los empresarios piden un aumento adecuado entre 6 y 9%, para no asfixiar el aparato productivo y el empleo, el ministro del Trabajo, Luis Eduardo Garzón, asegura un aumento moderado para no deteriorar el ingreso del asalariado.

Image
Cenay Sánchez