Escuchar este artículo

Trump pone en riesgo las remesas a Suramérica

Domingo, 21 de Mayo de 2017
Los montos que enviaron los emigrantes de América Latina significaron 1,4% del producto regional en 2015.

Una política más restrictiva contra la migración en Estados Unidos, liderada por Donald Trump, tendrá un efecto negativo sobre las remesas que se envían hacia América Latina, advirtió el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su último reporte sobre las perspectivas para la región.

“Una política de inmigración más restrictiva en los Estados Unidos reduciría las remesas, que han desempeñado un papel clave de financiamiento y estabilización en el Caribe y América Central”, aseguró el reporte.

Según los cálculos del Fondo, aunque las deportaciones desde Estados Unidos llegaron a 3,7 millones de personas entre 2006 y 2015, con un pico máximo en 2013 con 434.000 casos, en los últimos años se han reducido. 

Sin embargo, el informe afirma que, con la llegada de Trump, “alrededor de dos millones de extranjeros podrían ser deportados por sus antecedentes penales. La mayoría de ellos viven legalmente en Estados Unidos (ya sea como titulares de una tarjeta verde o como extranjeros con un visado temporal), pero podrían ser deportados por sus antecedentes penales”.

Si sucede, el organismo multilateral aseguró que los efectos se verán por dos vías. El primero de ellos, sería la llegada de esa población a los países de América Latina y su impacto en la economía. Al ser población poco calificada se “podría deprimir la productividad” y presionar los salarios a la baja. 

El otro impacto llegaría sobre el dinero que dejaría de percibir la región por la remesas. Los cálculos del Fondo indican que los montos que enviaron los emigrantes de América Latina significaron 1,4% del producto regional en 2015. Además, en promedio, cada uno envía a sus familias cerca de US$2.500 anuales. 

“La amplia dependencia de las remesas puede plantear riesgos, especialmente cuando la mayoría de los migrantes reside en un solo país”, explicó el reporte, en el que también añadió que “la caída de las remesas amplificará los efectos de contagio negativos para los países de origen”. 

Aunque el Fondo explica que ha subido el envío de remesas desde Estados Unidos, los efectos de una disminución de estos flujos afectarán las cuentas fiscales, la pobreza y la estabilidad del sector financiero.

Image
Colprensa
Colprensa